Veracruz- 2018-04-2813:24:57- Heladio Castro/ Al menos 10 universidades en el país podrían colapsar este año en sus finanzas y aunque no es el caso de la UV, ésta no vive en la holgura, situación que restringe el acceso estudiantil y que convierte a los jóvenes en pasto para la delincuencia.

El dirigente de la Federación Estatal de Sindicatos y Asociaciones de Personal Académico de la Universidad Veracruzana (Fesapauv), Enrique Levet Gorozpe, advirtió lo anterior y urgió al gobierno federal a no abandonar a las máximas casas de estudio, para evitar un caos social.

“Algunas universidades pueden entrar en un colapso muy serio a finales de año. Hay un déficit presupuestal que arrastran desde el año pasado (2017), no se ha resuelto y ninguna autoridad federal ha prestado atención a la preocupante situación en las universidades públicas, sobre todo 10 que ya están declaradas en quebranto técnico en su estructura financiera.

“El monto no podemos calcularlo con exactitud pero yo te puedo asegurar que son más de 2 mil 500 millones de pesos. Y la Universidad Veracruzana tampoco está en una situación de holgura financiera porque hay algunos problemas que no se han resuelto; hay una deuda con el SAT, no tengo el dato preciso pero sí hay una”, alertó Levet Gorozpe.

Algunas que están a punto de la quiebra financiera son la Universidad Nicolaíta de Michoacán, la Universidad de Nayarit, la Universidad de Zacatecas, la Universidad de Tabasco, la Universidad de Morelos, la Universidad de Oaxaca, la Universidad de Guerrero y la Universidad de Coahuila.

Dijo que esas instituciones de educación superior no pudieron pagar los salarios de diciembre de 2017 ni el aguinaldo y cubrieron esas prestaciones con recursos del 2018, afectando más el presupuesto de este año.

La Universidad Veracruzana tiene problemas pero no ha llegado a un déficit tan grave como las otras, pero no está exento, pues aunque se aprobó la autonomía financiera no es suficiente y requiere más recursos pues ya no tiene cupo para la creciente demanda de jóvenes que quieren ingresar, admitió el dirigente de la Fesapauv.

Indicó que el presupuesto de la UV para el 2018, ya como universidad autónoma, no rebasa los 5 mil millones de pesos, incluyendo el presupuesto federal. Y necesita al menos el doble de recursos para operar a satisfacción.

Remarcó que el problema de estrechez financiera es nacional pero inadmisible en comparación con las universidades de otros países.

“Mientras en los países de la OCDE están invirtiendo 17 mil dólares por alumno, en México solamente son 8 mil dólares por alumno. Son completamente inaceptables las condiciones con las que se ha tratado a las universidades públicas.

“Nada más para que tengan una idea: en el presupuesto 2018 se aprobó con un recorte muy significativo a las universidades y a la educación superior en general de casi 8 mil millones de pesos”, subrayó Levet.

DELINCUENCIA

El secretario general de la Fesapauv advirtió que cuando las instituciones de educación superior no pueden recibir a los jóvenes que aspiran a cursar una carrera profesional los hacen vulnerables ante la delincuencia, que podría atraerlos hacia sus filas.

En el caso de la UV, dijo que en este año 2018 solicitaron ingreso casi 40 mil estudiantes, pero más de la mitad no pudo acceder, y sin que eso sea una excusa, varios podrían desviar su camino y caer en conductas antisociales.

“Mientras no se dé una ocupación productiva a muchos jóvenes vamos a seguir viendo problemas tan serios de violencia, inseguridad, porque las bandas criminales encuentran en los jóvenes caldo de cultivo para incorporarlos a sus filas.

“Se requiere un programa integral de desarrollo para todos los jóvenes de este país que no han podido encontrar su proyecto de vida estudiando en una universidad pública o en un instituto tecnológico y ni siquiera encuentran puestos de ocupación”, puntualizó Levet.

Cuestionó las cifras oficiales del gobierno respecto a la supuesta creación de 3 millones de empleos registrados en el Seguro Social y reiteró el llamado a no abandonar a las universidades públicas.