Andrés Manuel López Obrador se asume “ganador” del debate en un video que difunde por las redes en donde explica que le hubiera gustado contestar las mentiras que dijo Anaya en su contra pero no lo hizo por el corto tiempo disponible. Ese video permite suponer un sentimiento de derrota porque efectivamente Anaya dio en el clavo al enfatizar que AMLO no podía contestar en razón de que su discurso es en base a lo que la gente quiere escuchar y como ante las cámaras de televisión estaba ante todos los públicos no sabía qué decir. A toro pasado AMLO asegura que cuando fue jefe de gobierno de la CDMX el ingreso per cápita de la población era mayor que en todo el país, soslaya que aún ahora es de los más elevados en México. De “hablantín, hipócrita, farsante” calificó a Anaya, tras lo cual no es difícil deducir sobre quién en el debate le asestó los dardos más agudos y le dolieron al grado de responder como lo hizo pero a toro pasado.