Redacción de Sociedad 3.0 – Unánimemente, con 75 votos a favor, el Senado de la República aprobó este martes que, al morir, todos los mexicanos mayores de edad sean considerados automáticamente como donadores de órganos y tejidos, a menos que en vida hayan manifestado por escrito su negativa de cederlos.

Esta medida forma parte de las modificaciones a la Ley General de Salud, con lo que se crea la figura de “consentimiento presunto o expreso” y así se reestructura el esquema de donación en el país; con esta modificación también se busca evitar combatir el tráfico ilegal de órganos.

La minuta fue remitida este martes a la Cámara de Diputados y dentro de sus argumentos, señala que para el 2017 se registró en la lista de espera a más de 21 mil pacientes. El Centro Nacional de Trasplantes garantizará que ni el receptor de un trasplante o su familia conozcan la identidad del donante, ni la familia del donante conozca la identidad del receptor.