Por: Mario Javier Sánchez de la Torre

Una de las situaciones que lamentablemente se repiten en cada proceso electoral y como consecuencia lógica durante los años siguientes a la elección, es, si los electores conocen quienes son los candidatos a diputados federales por su distrito electoral.

    Lo que lamentablemente se está repitiendo en el actual importante proceso electoral 2017 – 2018. Que todo indica que en esta ocasión la conformación de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, puede ser que ahora sí, sea lo que hasta la fecha no ha sido, una Cámara que además de pluripartidista se comporte como parte de uno de los Poderes que integran la estructura gubernamental de esta Nación, en forma independiente.

    Es por ello la importancia de que los electores de cada distrito federal electoral sepan quienes son los candidatos de cada partido político o coalición aspirantes a representarlos.

    Y para lograr lo citado, cada uno de los aspirantes deben efectuar su campaña de proselitismo electoral en la demarcación que le corresponde, cumpliendo con los lineamientos que la autoridad electoral, en este caso el Instituto Nacional Electoral (INE) les indica.

    Pero aproximadamente a un poco más de dos semanas de haber dado inicio el periodo de las campañas para cargos de elección popular federales, usted estimado lector, ha visto alguna propaganda de los aspirantes a representarlo en el Congreso de la Unión. O ha sido invitado a alguna reunión para platicar con él. A pasado por su calle a saludarlo, como acertadamente lo acostumbran algunos. O simplemente lo ha encontrado en la calle repartiendo propaganda y platicando y saludando a las personas con quien se encuentra. Creo lamentablemente que la respuesta a las interrogantes anteriores debe ser negativa y si no es así, que bueno, y eso indica que a ese aspirante si le importa conocer a sus electores y también que lo conozcan, aunque sea solo personalmente, pero ya es algo.

    Lo importante es saber quién es, que preparación académica tiene, que ha hecho, en que ha trabajado y cuáles son sus propuestas que tratará de llevar a cabo de llegar a ocupar una curul en la Cámara de Diputados.

    En cuanto a si tiene o no experiencia en política es una situación cuestionable. Lo que es realmente importante, es su trayectoria, si es transparente o no, en los cargos que ha desempeñado, en el caso de que tenga experiencia en la actividad pública.

    Es por lo anterior que debemos tratar de investigar por nuestra cuenta, el pasado de aquel candidato que realmente creamos nos puede llegar a representar en el Congreso de la Unión y no dejarnos llevar por las apariencias o lo que la propaganda diga de él. Hay muchos mecanismos en la actualidad para conocer a las personas, solo que hay que saber usarlos con cuidado, en especial lo que se publica en las redes sociales.

    Recuerde que nosotros somos quienes hacemos valer nuestro voto. Hagámoslo en forma lo más razonadamente posible y votemos por quien creamos actuará en forma honesta. Usted que OPINA estimado lector. Hasta el miércoles.