(Colaboración publicada en el 2017 pero vigente y actual)

Hace algunos días encontré en un periódico de circulación nacional un reportaje, firmado por Leticia Robles de la Rosa, que no tiene desperdicio, en donde se habla de uno de los vicios más socorridos de nuestra actual sociedad que va de la mano con la corrupción que todo lo contamina.

En este texto encontramos algunas de las formas que utilizan algunos socios de los partidos de oposición para beneficiarse del presupuesto nacional.

Familiares de legisladores como José Luis Padierna Luna, hermano de Dolores Padierna; Juan Ignacio Zavala Gutiérrez, sobrino del ex presidente Felipe Calderón, y Freddy Mendoza Mendoza, hermano de la senadora Iris Mendoza, son parte de los 557 prestadores de servicios profesionales contratados en el Senado.

De acuerdo con esa lista, el Instituto Belisario Domínguez, que preside el perredista Luis Miguel Barbosa, es el órgano de gobierno del Senado que tiene el mayor número de colaboradores, 44.

La senadora independiente Layda Sansores es quien más personal de ese tipo tiene, con 15, seguida de Luz María Beristain, del PRD, con diez; entre ellos, el hijo de Luis Miguel Barbosa, Miguel Barbosa Orozco.

La nómina del panista Ernesto Cordero, tanto en materia de trabajadores adscritos al Senado como de asesores externos, asciende a 2.4 millones de pesos mensuales brutos. Entre ellos se encuentra Juan Ignacio Zavala Gómez del Campo, cuñado del ex presidente Felipe Calderón.

En la lista figuran parientes de Dolores Padierna y Luis Miguel Barbosa, así como de Felipe Calderón.

El Senado registra 557 prestadores de servicios profesionales legislativos, adscritos a los tres órganos de gobierno y colaboradores de los 128 senadores, entre quienes llaman la atención los nombres de José Luis Padierna Luna, Juan Ignacio Zavala Gutiérrez, Freddy Mendoza Mendoza, Antonio Sotelo García y Miguel Barbosa Orozco, porque son familiares de legisladores, ex legisladores o de otros políticos.

 La nómina de colaboradores del panista Ernesto Cordero, tanto en materia de trabajadores adscritos al Senado como de asesores externos, asciende a 2.4 millones de pesos mensuales brutos. Dicha cifra, para pagar 41 “asesores en materia legislativa”.

Entre ellos figuran familiares de varios panistas, como Benjamín Hill Mayoral, ex funcionario de la Secretaría de Hacienda y esposo de la ex vocera presidencial Alejandra Sota, así como Juan Ignacio Zavala Gómez del Campo, cuñado del ex presidente Felipe Calderón.

También está Jaime Arturo Larrazabal Escárraga, sobrino del ex alcalde de Monterrey y actual diputado Fernando Larrazabal; Jesús Javier Castillo Sánchez, hijo del jefe del Estado Mayor en el sexenio de Felipe Calderón; Hebertz Pérez, quien trabajara en la Secretaría de Gobernación como subdirector de Procesos Electorales, y Héctor Gerardo Esparza Martell, ex director adjunto de Seguimiento a las Jornadas Federales, también de Gobernación.

Además, están Alejandro Caso Niebla y Antonio Cervantes Clausell, ex funcionarios en Comunicación Social de la Presidencia de la República.

En cuanto a las secretarias de la Mesa Directiva, Lilia Merodio cuenta con dos colaboradores y Martha Palafox con cuatro, en tanto que Iris Vianey Mendoza Mendoza tiene siete, entre ellos su hermano Freddy Mendoza Mendoza, así como Francisco Javier Barbosa, hermano del coordinador de los senadores perredistas, Luis Miguel Barbosa, y Antonio Sotelo García, hermano del ex senador Carlos Sotelo García, pareja sentimental de la propia legisladora.

La Junta de Coordinación Política, que preside Emilio Gamboa, tiene siete colaboradores: Adrián Huerta Arcos, Abelardo Manzo González, Carlos Ulises Reynoso Gómez, José Rodríguez Blanco, Óscar Antonio Tamayo Ruiz Esparza, Daniel Terán Tapia y Gabriel Armando Toussaint Ochoa.

El Instituto Belisario Domínguez tiene 44 colaboradores, entre ellos José Luis Padierna Luna, hermano de la senadora perredista Dolores Padierna.

Otro nombre que llama la atención es el de Juan Ignacio Zavala Gutiérrez, sobrino del ex presidente Felipe Calderón y quien trabaja con el senador Roberto Gil Zuarth.

El nuevo coordinador de los senadores del PAN, Jorge Luis Preciado, adelantó que verificará la nómina que le dejó Ernesto Cordero, de 2.4 millones de pesos para pagar asesores, con el objetivo de verificar si es cierto o se trata de “un cuento público”.

“Es dinero que no pertenece a un senador o a un grupo parlamentario. Es dinero que la gente aporta y es dinero que la gente tiene derecho a saber a dónde se va”, señaló el senador.

Esperemos que no sean cuentos públicos digo yo, ahora que me acabo de enterar que el Senado destinará este año 301 millones 191 mil 700 pesos para el pago de honorarios de asesores, 15.2 por ciento más que en 2012.

Joel Hurtado Ramón