Papantla- 2018-04-1413:10:15- JoséMartín/Desde hace un año permanece una fuga de hidrocarburo en uno de los pozos petroleros activos ubicados en la comunidad San Lorenzo Tajín.

Por la acumulación del crudo hay demasiada pestilencia, las plantas y los cultivos que rodean el yacimiento han comenzado a secarse, narra don Samuel Hernández, mientras revisa los bejucos de vainilla y las hojas de su milpa que se ubican a escasos metros del derrame.

Los escurrimientos emanan en una de las válvulas del pozo petrolero marcado con el número 101 del campo Miguel Alemán. Ante la falta de limpieza, las tuberías están cubiertas de una espesa capa negra, rodeados de agua y restos de hidrocarburo.

Don Samuel aseguró que el petróleo acumulado yace desde hace un año, y que a pesar de que los trabajadores de Petróleos Mexicanos (Pemex) acuden frecuentemente al lugar, no reparan la fuga y tampoco retiran el crudo.

Con el paso del tiempo los cultivos de maíz, frijol, chile y vainilla principalmente, así como los árboles han comenzado a amarillarse. Con las altas temperaturas el hidrocarburo despide olores putrefactos en los alrededores, vuelve a insistir Samuel Hernández quien lamenta la desatención del personal de Pemex.

Él, además de labrar las tierras para vender sus productos del campo, también es artesano y forma parte de los productores que trabajan en los locales instalados en la entrada principal de la Zona Arqueológica El Tajín de Papantla.