No causa sorpresa la detención de 11 policías en Naolinco acusados de involucrarse con bandas criminales, recientemente fueron encarcelados 8 policías de Papantla, un número acrecido por muchos casos más de la misma naturaleza. Durante todo el periodo de Duarte se presumía de una policía “de primer nivel”, auténticos robocots al servicio de la sociedad, pero en realidad las corporaciones policiales fueron permeadas p crimen organizado, ya se sabrá si esa penetración fue con el consentimiento de los mandos de Seguridad Pública o debido al abandono en que se tuvo ese importante sector de la administración pública. Mientras no se cuente con policía confiable ninguna estrategia contra la delincuencia logrará efectividad.