El candidato del oficialista Partido Acción Ciudadana (PAC), Carlos Alvarado Quesada,  ganó la elección presidencial en Costa Rica: con el 90 por ciento de las boletas escrutadas por el órgano electoral nacional, el ex ministro de Trabajo sumaba el 60,6 por ciento de los votos frente al 39,4 por ciento para el predicador evangélico y ex presentador de televisión Fabricio Alvarado Muñoz, de Restauración Nacional.

Aunque es conocido por su afición al rock, el arte y la lectura, Alvarado se convirtió en figura pública en Costa Rica por su actividad política y su militancia en el oficialista Partido Acción Ciudadana (PAC, centroizquierda), que lo postuló a la presidencia.

Alvarado, un periodista y politólogo de 38 años, venció al también periodista Fabricio Alvarado (sin parentesco), ex diputado y pastor evangélico de 43 años, del partido conservador Restauración Nacional, tras una campaña muy polarizada en torno al tema del matrimonio homosexual.