Orizaba- 2018-04-0315:50:00- Nora GabrielaLira/  Con un ingreso promedio de 50 pesos al día subsisten familias en la sierra de Zongolica, en tanto que los programas federales no les dan un apoyo suficiente como para salir adelante y sólo atenúan sus condiciones de pobreza, señaló Rogelio Allende, catedrático de la Universidad Veracruzana.

 

Indicó que el aspecto económico sigue siendo la principal problemática que afrontan las familias en esta región serrana, lo que les obliga a buscar opciones en otros estados y regiones para intentar sobrevivir.

 

Comentó que las familias en esta región son grandes, de al menos entre siete y ocho miembros, y aun laborando el padre, la madre y los hijos a duras penas reúnen de 50 a 100 pesos al día, a veces ni siquiera 50 pesos.

 

Señaló que lamentablemente las condiciones en la sierra y en la ciudad siguen siendo distintas, pues en la ciudad es más fácil que por unas horas de trabajo la gente pueda conseguir un poco más de dinero.

 

Señaló que con un promedio de 50 pesos al día, esas personas difícilmente logran apenas llevar lo más necesario para comer, si acaso una vez al día.

 

Agregó que muchos salen a la ciudad a vender productos diversos, desde algunas hortalizas a artículos de madera, si les va bien regresan con algo de dinero, si no, a veces no pueden ni regresar, se quedan a dormir en la calle.

 

Recordó que no todo lo que venden es su ganancia, pues también deben apartar para volver a producir, más sus gastos de traslado, realmente es poco lo que llevan a sus casas.

 

Indicó que los programas federales o estatales que les brindan ayuda a algunos sectores, como los adultos mayores, sí les ayudan, porque refuerzan el aspecto de su alimentación, pero realmente no son lo suficiente como para permitirles salir de las condiciones de pobreza que mantienen.

 

Lo ideal, consideró, sería que esa ayuda estuviera mejor dirigida y permitiera a las personas lograr una mejor calidad de vida de manera permanente y eventualmente por sus propios medios, pero tal como está, parece que más bien quisieran seguirlos teniendo así.