Orizaba- 2018-04-2315:10:23- Nora GabrielaLira/   La granizada atípica que se presentó en los límites de Puebla con Veracruz es un resultado más del cambio climático, señaló Ricardo Rodríguez Demeneghi, coordinador del proyecto Salvemos al Pico de Orizaba.

“Dentro de las diversas situaciones climatológicas que se están presentando, este domingo hubo una granizada atípica en el altiplano de Puebla que cubrió de granizo parte de la carretera en la recta hacia ese estado, situación que se presta a análisis, pues se suma a las cenizas volcánicas que están llegando del Popocatépetl”, mencionó.

Refirió que se trató de un evento fuera de lugar que obligó incluso al cierre de la autopista por un tiempo, pues junto con la lluvia que se registraba no permitía condiciones para manejar.

Mencionó que fue mucho granizo el que cayó en poco tiempo, 25 minutos, pero todo esto se tiene que checar por parte de la población para que pueda estar prevenida.

Comentó que ese evento atípico es sólo de las consecuencias del cambio climático que muchas personas aún se niegan a reconocer y para lo cual poco se hace para contrarrestar.

Indicó que además de ello en la zona ha estado cayendo ceniza del Popocatépetl, lo cual se aprecia a simple vista pues los carros aparecen con una cubierta muy fina que pudiera pensarse es polvo.

Señaló que hasta cierto punto, por sus componentes, es favorable, lo que puede ayudar a la tierra, pero también tiene el inconveniente de ser cementante, es decir, que con el agua se solidifica.

“Lo que hará es retrasar la filtración cuando llueve. Todo eso, sobre un campo de cultivo, lo va a dañar, porque si cae una llovizna formará una pequeña capa sólida”, expuso.

Rodríguez Demeneghi consideró que dado que la ceniza es muy fina, también podría haber algún riesgo para la salud al respirarla en el ambiente, pero a la fecha las autoridades de Protección Civil no han mencionado nada sobre esto.