Xalapa- 2018-04-2610:21:48- Gertrudis Moreno

Ha quedado más que evidente el pacto político que estableció el gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares al presidente Enrique Peña Nieto, donde el veracruzano ofreció apoyar la candidatura presidencial del priista José Antonio Meade Kuribreña a cambio de varios miles de millones de pesos, acción a la que se opuso el propio exsecretario de Hacienda.

“Pregúntele al presidente”, le reclamó Yunes Linares al entonces titular de las finanzas, la respuesta fue contundente: “Yo no puedo”.

“No me muevo de aquí hasta que logre el acuerdo”.

El secretario Meade Kuribreña mandó llamar a su secretaria y le dijo: “lo que se le ofrezca al señor gobernador, café, galletas o agua por favor atiéndalo. Yo tengo una cita y ahí se lo encargo”.

Al parecer la situación cambió y se le han entregado sumas que rebasan por mucho lo que recibía su antecesor Javier Duarte de Ochoa.

El silencio de una traición a Ricardo Anaya se hace elocuente. La traición de Yunes Linares a Ricardo Anaya se hace cada vez más evidente.

 

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO