Este día, autoridades civiles y militares celebraron el 155 aniversario de la batalla protagonizada por mexicanos y franceses     en Camarón en 1863; presidieron el evento los secretarios de la Defensa Nacional y Marina, el gobernador del estado y la embajadora de Francia en nuestro país. Consiste en un homenaje a los soldados caídos en esa confrontación armada, como simbólico reconocimiento a un enfrentamiento en el que nadie gana, pero se pierden vidas humanas. Un siglo antes de esa fecha en los llanos de Fontenoy se había librado una sangrienta batalla entre ingleses y franceses con una pírrica victoria de estos que hizo decir a Luis XV a su Delfín cuando recorrían el campo de batalla: “Hijo mío, ved lo que cuesta una victoria: la sangre de nuestros enemigos es siempre sangre de hombres. La verdadera gloria consiste en restañarla”.