Bitácora Política
Por Miguel Ángel Cristiani G.

  • La propuesta energética de AMLO propone construir dos

  • Rehabilitar las seis existentes y construir dos en Tabasco y Campeche

  • La mejor opción para construir una nueva de PEMEX es Veracruz

Ahora que Andrés Manuel López Obrador ha anunciado que, como parte de su propuesta para detonar el sector energético, buscará rehabilitar las seis refinerías existentes en nuestro país y construir otras dos nuevas medianas, una en Paraíso, Tabasco y otra en Atasta, Campeche, conviene recordar la propuesta que se presentó para construir una refinería en el puerto de Tuxpan al norte de Veracruz.

La presentación del puerto de Tuxpan como la mejor opción para la construcción de una nueva refinería de Pemex, no es nada nueva, fue presentada por el entonces gobernador del estado Fidel Herrera Beltrán el 27 de marzo de 2009, hace ya nueve años, pero los argumentos expuestos en ese entonces siguen siendo válidos y merecen recordarse ahora que se propone la construcción no de una sino de dos refinerías en los próximos años.

En ese entonces, se dijo que el sitio escogido para la refinería, responde a los criterios sugeridos por Pemex Refinación, en cuanto al acceso, factibilidad ambiental, uso de suelo y proximidad con vías de comunicación, redes de energía eléctrica y ductos de hidrocarburos y derivados. A una distancia muy corta cuenta con agua dulce en abundancia, que es insumo básico para una refinería, por el hidrógeno que se requiere para la conversión del crudo.

Además, para la etapa de la construcción hay disponibilidad plena de cemento, otros insumos y mano de obra, en tanto que la operación de la planta se apoyará en personal calificado que reside en la zona, que en gran parte es descendiente de los primeros trabajadores petroleros y que posee estudios tecnológicos y universitarios especializados.

Tuxpan se beneficia de modernas vías de comunicación terrestre, una red de autopistas y carreteras que acorta los tiempos de acceso al área metropolitana de la Ciudad de México, a la frontera Norte y al Sureste. Su Puerto actual opera muy satisfactoriamente y se complementará con el nuevo Puerto Profundo, que abre horizontes promisorios al comercio marítimo nacional e internacional.

Se tiene infraestructura turística, industrial y de servicios, especialmente agua potable y alcantarillado sanitario, así como con hospitales, centros de salud y de educación media y superior, que se detallan en los anexos. Estos elementos de progreso urbano, hacen de la ciudad una metrópoli con amplio potencial de desarrollo habitacional, industrial y comercial.

La Huasteca Veracruzana fue escenario de las primeras explotaciones petroleras hace más de 100 años. Hoy representa el enclave más importante de Pemex y la puerta de acceso a la gran reserva de hidrocarburos que es el Paleocanal de Chicontepec, así como a los pozos marginales o “maduros” que aún subsisten con nivel de productividad satisfactorio. Su red de ductos y terminales de almacenamiento, se complementaría con una planta de refinación de gran capacidad.

La industria petrolera tiene presencia en la Huasteca Veracruzana desde hace más de un siglo y sus nuevas instalaciones hacen evidente la simpatía de la población por Pemex. En la región, se construye la mayor parte de las plataformas para perforación marítima y, frente a Tuxpan, opera la Plataforma Semisumergible “Max Smith” que ha descubierto un yacimiento importante en el Pozo Catamat I. Hay inclusive una nueva y pujante empresa, creada para el tratamiento y limpieza de residuos de la explotación de hidrocarburos.

El Programa de Ordenamiento Ecológico Regional que regula y reglamenta el desarrollo de la Cuenca del Río Tuxpan, con una superficie de 4,300 kilómetros cuadrados, que tiene por objeto proteger su gran diversidad biológica e impulsar el progreso en congruencia con las políticas ambientales más avanzadas, entre los que se plantea la reforestación.

Conforme a dicho Programa, se establecieron criterios de sustentabilidad y de cuidado prioritario a los recursos naturales, para resguardar al medio ambiente de su eventual deterioro y destrucción. El área propuesta se ajusta del todo a esas disposiciones.

La selección de una superficie con extensión y condiciones óptimas para ubicar la nueva refinería, es un proceso que se ha cumplido a plena satisfacción por el Gobierno de Veracruz y la ya mencionada Subsidiaria de Pemex. Su ubicación en terrenos planos, a 10 kilómetros de Tuxpan y del litoral del Golfo de México; próxima a la autopista de Poza Rica y a carreteras vecinales de importancia; con abundante disponibilidad de agua, energía eléctrica y gas, constituyen la mejor garantía para la inversión pública prevista.

Así las cosas, habría que analizar más en detalle, la conveniencia de la ciudad y puerto de Tuxpan como el mejor sitio para la construcción de una nueva refinería de Petróleos Mexicanos, para que no vuelva a suceder, como ya ocurrió la vez anterior, durante el gobierno del presidente Felipe Calderón que “se decidió” llevar la construcción al centro del país y finalmente nunca se pudo ni siquiera iniciar.

Búscanos en Facebook: Miguel Ángel Cristiani G.

En Twitter: @bitacoraveracru

Blog: http://bitacorapolitica.com

Página web: http://miguelangelcristiani.wix.com/news-blog-es