Por si acaso…
Por Carlos Jesús Rodríguez

*Carlota: una “felonía” oficial

*Carniceros hoy, reses mañana

HAY COSAS que no quedan claras en el motín ocurrido la noche del sábado y madrugada del domingo al interior del Reclusorio de Amatlán -conocido como La Toma-, y aunque las autoridades tratan de ocultar los hechos que atribuyen a una “filtración” de información en torno al traslado de al menos cuatro peligrosos reos que enfrentan procesos del fuero Federal, lo cierto es que el asunto se torna borrascoso, y acaso la filtración ni siquiera surgió por parte de los ahora detenidos -el director y ex director del CeReSo y algunos custodios- sino de altos mandos de la propia Secretaría de Seguridad Pública, ya que el oficio de traslado está firmado o apenas enviado el mismo sábado que ocurrieron los hechos, pero al Delegado de la Policía Estatal Región VII de Fortín de las Flores. De acuerdo al documento –cuya copia poseemos-, la solicitud de traslado es la siguiente, y por su importancia lo transcribiremos textualmente: “DELEGADO DE POLICIA ESTATAL REGION VII FORTÍN DE LAS FLORES. VER” y es enviado por “Delegación Jurídica. Oficio: SS-O/DJ/4545/18. Xalapa, Ver., a 31 de Marzo de 2018”, y a continuación señala: “POR INSTRUCCIONES del C. Director de Operaciones de Seguridad Pública y con fundamento en lo dispuesto por los Artículos 18 Bis y 18 Ter fracción XIII de la ley Orgánica del Poder Ejecutivo en el Estado, así como los numerales 13 fracción X; 47 fracción V. VIH, todos del Reglamento Interior de la Secretaría de Seguridad Pública publicado en la Gaceta Oficial del Estado de Veracruz. Núm. Ext. 056 de fecha ocho de febrero del presente año, remito a Usted, oficio número SSP-DGPRS/DJ/3316/2018, signado por el Lic. Raúl Platón del Cueto Morales, Director General de Prevención y Reinserción Social, con residencia en esta Ciudad, quien solicita apoyo para el traslado de MANUEL ESCALONA BARRADAS ALIAS “El CACHORRO”, MARQUEZ BALDERAS JOSELE Y/O MARQUEZ BALDERAS JOSE Y/O DOMINGUEZ GONZÁLEZ MARIO ALIAS “EL CHICHIS”, ROJAS BENITEZ ANGEL ALIAS ‘LA PALOMA’ Y PALACIOS RAMIREZ JOSE ROLANDO Y/O PALACIOS HERNANDEZ ROLANOO Y/O HERNANDEZ PALACIOS ROLANDO ALIAS “El VIEJON”, del Ce.Re.So., La Toma, a las instalaciones del CE.FE.RE.SO. NÚMERO 5 ORIENTE, UBICADO EN LA CONGREGACIÓN CERRO DE LEÓN EN El MUNICIPIO DE VILLA ALDAMA, VERACRUZ, el cual se realizará DE MANERA INMEDIATA. LO ANTERIOR A FIN DE QUÉ RESGUARDE Y CUSTODIE EL TRASLADO EN MENCIÓN, EN COORDINACIÓN CON ELEMENTOS DEL CERESO, DEBIENDO TOMAR LAS MEDIDAS DE SEGURIDAD NECESARIAS E INFORMAR Al TERMINO DE LA DILIGENCIA. Así mismo se le instruye para que en el desempeño de la función encomendada deberá mostrar estricto respeto a los derechos humanos debiendo extremar las medidas de seguridad para evitar verse sorprendido por grupos trasgresores de la ley, así como para salvaguardar la integridad física de los antes mencionados, además de conservar y mantener los recursos públicos utilizados para el cumplimiento de la misma en buenas condiciones. ATENTAMENTE. LIC. DARÍO OJEDA HERNÁNDEZ. SECRETARIO PARTICULAR

DEL C. DIRECTOR DE OPERACIONES DE SEGURIDAD PÚBLICA”, y se envía copia al subsecretario de operaciones- para su superior conocimiento; al Director de Operaciones de Seguridad Pública, para su conocimiento y en cumplimiento a sus instrucciones; al Director General Jurídico de la SSP; al Lic. Raúl Platón del Cueto Morales, Director General de Prevención y Reinserción Social, para su conocimiento y en atención a su oficio. Delegado Estatal de Seguridad Publica Región VI, para su conocimiento y efectos -Jamapa, Ver. Al Delegado Estatal de Seguridad Publica Región XX, conurbación Xalapa, para su conocimiento y efectos- Ciudad, y en ese tenor, a otros jefes de Seguridad Pública.

Y UNO se pregunta: ¿Quién filtró realmente ese expediente firmado en la Torre Central ubicada en Leandro Valle esquina Zaragoza. Zona Centro de Xalapa, precisamente, el día de los hechos. Porque hasta donde se nos informó, el documento, aunque tenía copia a infinidad de funcionarios menores de la SSP, solo tres o cuatro sabían y, por supuesto, no eran ni el director ni el subdirector que son los últimos a quienes les avisan por protocolo, y previendo una filtración. Insistimos, no estamos defendiendo a nadie, simplemente observando puntos que no tienen desperdicio como la pregunta insoslayable: ¿quién ordenó el ingreso a La Toma de los policías, cuando ya los reos sabían que los iban a trasladar y estaban amotinados y armados solo esperando a que ingresaran los grupos antimotines, sin mediar antes un diálogo para saber sus inquietudes y poder negociar una salida pacífica? Lo peor ¿quién ordenó meter policías inexpertos para calmar un motín de grandes dimensiones comandado por peligrosísimos delincuentes que nada tienen que perder? Porque de acuerdo a las fotografías en nuestro poder, los elementos del orden no se asfixiaron por el humo de los colchones quemados sino que fueron molidos a golpes, como lo confirman sus familiares; los masacraron a garrotazos, puñetazos y patadas, y en algunos cuerpos se observan heridas punzocortantes.

LO QUE llama la atención es que el Secretario de Seguridad Pública, Jaime Ignacio Téllez Marié llegó al lugar de los hechos hasta el domingo a las 8:30 de la mañana, cuando debió estar desde los primeros minutos, considerando que el motín inició alrededor de las nueve de la noche del mismo día en que se firmó el afamado oficio que, ahora dicen, fue el causante de la tragedia. Hay siete muertos –ocho. Nos dicen nuestras fuentes-, y eso no se puede soslayar, y nadie de nivel ha sido castigado y, lo peor es que, al parecer, los detenidos hasta el momento serán tratados con guante de seda a juzgar por los delitos que les endilgan. En fin, nada ha cambiado…

*****

NO DEFIENDO delincuentes, pero me queda claro un hecho; la detención de Carlota Zamudio Parroquín, ex delegada de la Policía Ministerial de la zona Centro-Xalapa, es una verdadera infamia. Se trata de una mujer estudiosa, entregada a su trabajo, vilipendiada porque a altos mandos no caía bien. Madre de familia con enorme amor y devoción por sus hijas por quienes luchaba denodadamente, a tal grado que logró completar dos maestrías y estaba por concluir un doctorado. En suma, no se vale tanta saña contra alguien que ni desapareció personas ni actuó ventajosamente contra nadie, sino que siempre se entregó con entusiasmo y valentía a su quehacer. Muy pronto los actuales gobernantes olvidaron aquella sentencia: -los carniceros de hoy serán las reses de mañana”-, pues los cargos no son eternos. Así las cosas…OPINA carjesus30@nullhotmail.com