O   P   I   N   I   O   N
Por Mario Javier Sánchez de la Torre

Realmente sabemos qué son las llamadas “redes sociales” (RS). Por qué el nombre. Independientemente de lo popular o difundido de estas novedosas herramientas de comunicación, que aparecieron a partir de la también interesante, novedosa, forma de comunicación a través de los cada día más “milagrosos” aparatos denominados teléfonos celulares. Realmente el origen de la clasificación es desconocida para la mayor parte de la población que hacemos uso de ellas.

En el diccionario Wilkipedia aparece la siguiente especie de definición: sitio de internet que permite a las personas conectarse con sus amigos e incluso realizar nuevas amistades, de manera virtual y compartir contenidos, interactuar, crear comunidades sobre intereses similares: trabajo, lecturas, juegos, relaciones sentimentales, etc. En forma muy general puede aceptarse.

Pero las RS por su uso y por tanto por la importancia que han adquirido en nuestras actividades son mucho más que eso. Simplemente contabilice estimado lector durante su día cuantas personas con las que tiene alguna relación a diario hacen uso del celular y por consecuencia de las RS. Simplemente usted se ha dado cuenta cuantas veces al día hace uso de éstas.

Las respuestas a los cuestionamientos anteriores son inmediatas, pero seguramente erróneas, pues difícilmente hemos tenido la curiosidad de haber hecho la contabilidad de las veces que hacemos uso del celular en un día y por lo tanto mucho menos de las RS. O usted ya lo ha hecho. Si es así felicidades y seguramente como resultado de esa contabilidad ha encontrado resultados importantes para usted y sus actividades.

Pero las RS como es de su conocimiento tienen muchas aplicaciones y lo que nos interesa es su importancia en la política de nuestro país, concretamente en el proceso electoral que estamos viviendo, pues es uno de los más importantes de la historia del México actual, sino es el que más.

Por lo citado nos viene a la mente el cuestionamiento ¿En qué medida considera han influido las RS en los resultados que arrojan en estos momentos las encuestas de los posicionamientos que tienen los candidatos a la Presidencia de la República?

Como un ejemplo de la influencia que éstas pueden tener en procesos electorales podemos citar las investigaciones que han surgido en los Estados Unidos de Norteamérica con relación a la influencia que éstas tuvieron-manejadas por los rusos-en la pasada elección del presidente de ese país, Donald Trump. Así también como las otras acusaciones de que esta nación ha estado tratando de influir en elecciones de otros países y en otro tipo de acciones.

Hasta el momento nada de esto se ha comprobado. Pero cuando el río suena, es que agua lleva. Aquí en México estarán influyendo en el proceso electoral. Usted que OPINA estimado lector. Continuará. Hasta el viernes.

noti-sigloxxi@nullhotmail.com