Con la difusión de encuestas que dan a AMLO una delantera descomunal respecto de sus adversarios electorales, sin duda se han prendido a nivel de elevada incandescencia los focos cuyo brillo deslumbra en la oscuridad de un futuro político y electoral incierto para la gente del Sistema y del gobierno federal. La delantera es bastante pronunciada y la preocupación tiene que ver con la cercanía de la jornada electoral corto tramo que quizás no permita remontar esa gran diferencia. No solo en el PRI habrá preocupación, también en el PAN y obviamente en el PRD, este último porque asumiría que su ocaso final sería en automático. Sin embargo, en política lo que es hoy mañana cambia o no es debido a la dinámica de acontecimientos y la actuación de los actores en la escena.