Opiniones y Comentarios

Julio Ricardo Blanchet Cruz

jrbcdiariolibertad@nullgmail.com

Sí aquí en nuestro México -lo de “nuestro” es un eufemismo, como Ustedes bien lo comprenderán, amables lectores- nos quejamos de que no hay democracia y que la decisión del Presidente doblega a los otros dos Poderes…

“Voy a ¡instruir! a los diputados” para que se dé curso a tal o cual iniciativa, es algo que se escucha de los candidatos; todos acostumbrados al presidencialismo.  Y desde luego de quién se sienta en la Silla…

No se diga de los organismos “autónomos” o “ciudadanos” que están vergonzosamente al servicio del Ejecutivo, del que en la mayoría de los casos dependen económicamente; formando así parte de lo que llaman “democracia”…

Cuando las “elecciones” solo sirven para que los ciudadanos crean que su opinión es tomada en cuenta.  Pero no es cierto.  Ya lo dijo claramente el presidente de Francia, Emmanuel Macro“Ya no se gobierna para los pueblos; se gobierna para los intereses económicos”; y se soltó haciendo reformas que traen a los franceses muy molestos.  Igual que el otro pro yanqui Mauricio Macri

 

Por cierto que el Presidente francés ha anunciado que en cosa de días tomará la decisión de cómo intervendrá en Siria por el uso de armas químicas por parte del gobierno de Bashar el-Assad -aunque nada han probado-

 

Lo que es de suponerse que le bajará aún más en la aceptación que tienen de él los ciudadanos; que bastantes problemas tienen con los migrantes como para andarse metiendo en más conflictos que han traído dolorosas consecuencias…

Pues lo mismo sucede en la ONU, donde del Presidente de la Asamblea General para abajo, todos son viles servidores del dinero.  Y si se toma en cuenta que EE.UU. es quien aporta la mayor cantidad de billetes verdes para el sostenimiento del Elefante Blanco, no hace falta dar más explicaciones.  “Poderoso caballero es Don Dinero”,bien dijo Francisco de Quevedo (1580 – 1645)…

 

Y lo acaban de volver a evidenciar ahora con el asunto de Siria, de donde las tropas de Trump no quieren salirse; ya que el orate está obsesionado en derrocar al gobierno de Bashar El-Assad…

 

A tal grado lo detesta, que suponiendo que la mayoría de las naciones socias -sometidas también cabría- lo apoyarían en su agresión al régimen alawita -ya lo llamó “¡animal!”, lo que en términos diplomáticos es una barbaridad- ha puesto en camino a toda una flota, supuestamente de ataque, con rumbo hacia el Mediterráneo…

Sin reflexionar en que Rusia ejercería el derecho de veto, como lo hizo, no solo al envío de tropas, sino al plan que EE.UU. presentó para bombardear Ghuta Oriental como represalia al supuesto ataque con armas químicas, que Trump le etiquetó a Rusia y a Irán por apoyar al Ejército sirio…

Cuando todo lleva a pensar que Trump quiere poner a su gente para que den un diagnóstico a modo que le pueda servir de pretexto para invadir a la milenaria Ciudad.  Como en su momento lo hizo con Irak el no menos republicano George Bush, inventando armas que nunca existieron

 

Pero conociendo el envío y la dirección de la flota, la Cancillería rusa envió un mensaje muy claro advirtiendo que si atacaba a Siria, ellos tomarían medias al respecto; por lo que la flota de ataque, parece ser que no podrá atacar a nadie…

Una guerra a balazos, bombas y cohetes -como antaño pasó y la protagonizaron EE.UU. y Rusia, allá en Afganistán; y Rusia salió prácticamente derrotada- podría darse sin afectar mucho al mundo entero…

El botín que obtendrían los norteamericanos es la posición por demás estratégica en Medio Oriente; y los oligarcas se llenarían las alforjas con tesoros tan valiosos como los que saquearon de Irak…

Sin contar como “beneficio colateral”, la “humanitaria” reconstrucción de los buitres; que en veces son los mismos que destruyeron todo.  Ya lo hemos vivido…

Pero el pensar que ya una vez salieron victoriosos contra los rusos -bueno, medio victoriosos- ese es su apoyo para iniciar la contienda.  Sin contar que las condiciones son distintas y ahora el derrotado podría no ser el mismo; sobre todo si no lo apoyan sus socios a los que ya ha engañado en pasadas ocasiones…

China ya libra su propia guerra comercial contra Washington -y todo indica que saldrá victoriosa- y tal vez por ello se abstuvo de votar dentro del Consejo de Seguridad de la ONU…

Donde 12 de los integrantes del grupo -aunque solo cinco tienen derecho al veto, entre ellos China- votaron a favor de que EE.UU. investigara a su modo y con sus gente, si hubo o no armas químicas en el ataque en Siria -afortunadamente no llamaron a Don Virgilio Andrade para que investigara; que si no-…

Rusia por su parte presentó un proyecto en el que deben ser organismos internacionales, entre ellos la propia ONU, quienes deben llevar a cabo las investigaciones para determinar sí o no, se usaron armas que están prohibidas…

Cabe comentar, que la humanitaria ONU y todos sus integrantes, son tan buenos que consideran que hay de formas a formas de morir.  El que a los soldados les vuelen las piernas al pisar una mina, está bien…

Lo mismo y si alguien está despanzurrado y se pasa horas agonizando; o con una esquirla en la cabeza desangrándose lentamente.  Pero armas químicas, eso sí que no ¡horror!…

Cuando la guerra es la guerra; y hoy los defensores de una democracia que no practican, olvidan que antes, al sitiar una ciudad amurallada, los asaltantes aventaban con catapultas los cuerpos putrefactos de hombres y animales que habrían muerto, para así propagar enfermedades y diezmar a los defensores…

No obstante, una vez desatada la guerra, las reglas y las Leyes salen sobrando; pues como bien lo dijo el férreo defensor de la República, Marco Tulio Cicerón (106 – 43) “Silent leges inter arma”  “Las Leyes guardan silencio cuando suenan las armas”

Luego con toda seguridad se van a quejar amargamente de lo que en su momento no pudieron detener.

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.