Leopoldo Domínguez, secretario de turismo del gobierno estatal, muy eufórico habla de “lleno total”, “100 % de ocupación hotelera” en destinos de playa y en las altas montañas en semana santa; su expresión recuerda el lenguaje hiperbólico de la era fidelista al asegurar una derrama económica de “mil 100 millones de pesos”, y para la zona conurbada 305 millones de pesos. “Con estos resultados hemos logrado reposicionar a Veracruz en el mapa turístico consolidándolo como uno de los principales destinos de turistas a nivel nacional”. Sin duda la conurbación estuvo plena de gente, pero hoteleros de Xalapa, Poza Rica, San Andrés Tuxtla, Coatzacoalcos, etc., reportan baja ocupación. Leopoldo Domínguez proporciona cifras millonarias muy precisas sin decir cómo las obtuvo, porque el presidente de Canaco, Jesús Muñoz de Cote estima una derrama económica de 350 millones de pesos, solo en la zona conurbada para todo el periodo vacacional. Luego porque no les creen.