Salvador Muñoz

Diez mil personas se concentraron en el Zócalo de Veracruz este domingo a partir de las 5 de la tarde… no… no fue una reunión para ver el debate presidencial… tampoco era la afición escuala festejando su permanencia en la Primera División tras la derrota de los Lobos de la BUAP… Menos los admiradores y seguidores de Mariana Dunyaska reclamando la “guerra sucia” que le han desatado a la candidata a diputada federal tanto contra sus espectaculares como en las redes sociales… no… esas diez mil personas estaban allí, en el zócalo porteño, por una razón muy diferente a lo expuesto… y Silem García Peña lo sabe.

Silem García Peña no sólo es el ex regidor del ayuntamiento xalapeño en esta pasada administración, sino que es el vocero nacional de la Iglesia la Luz del Mundo.

Así es… los 10 mil concentrados en el Zócalo porteño fueron convocados para celebrar el bautismo de 363 personas que se sumaron a esta Iglesia, que al menos en Veracruz, cuenta con 73 mil fieles y en todo el país, con 1 millón 800 mil.

Dato interesante: La Iglesia de la Luz del Mundo tiene su nacimiento en nuestro México con presencia en 56 países.

En Xalapa, hace dos años, si no mal recuerdo, hubo un evento similar donde igual fue impactante la presencia de la Luz del Mundo en pleno centro de la capital, pero llegaron cerca de 7 mil personas. Hoy, el zócalo porteño albergó a 10 mil.

II

Es seguro que así como la Luz del Mundo convocó a miles, el debate lo hará ¿con millones? Bueno, ya veremos… en lo particular, creo que el Debate satisface más morbos que interesarnos en las propuestas de los candidatos… por eso lo veré, así que me apuro a escribir la columna, por cierto, con respecto a los candidatos en el estado:

Hay ocasiones en que pienso en que Morena se equivocó de candidato, y quien hubiera portado mejor ese estandarte debió ser Ricardo Ahued. La última vez que saludé al hoy candidato al Senado, se reunía con el edil electo de Morena, Rafael Pérez Sánchez y ambos saludaron muy afectuosos a Pepe Yunes Zorrilla, con quien platicamos un rato. Me contaba un amigo que Ricardo Ahued fue “motivado” por un grupo de empresarios a que participara en la elección venidera pero por Morena. He seguido la campaña de Ahued en estos días, y si bien no es un sujeto que despierte pasiones, sí es un hombre que inspira confianza a la hora de escuchar. Caso contrario Cuitláhuac. En descargo de García Jiménez, es seguro que ante sus correligionarios su discurso encienda, motive e inspire. En lo particular, dijera Pablo Abraira, para mí, es pólvora mojada.

III

Algo similar alguna vez pensé con respecto al PRI y la candidatura por la gubernatura. ¿Por qué no dejar a Héctor Yunes Landa como tal? Las razones, simples: habiendo siendo candidato y estando constantemente en la palestra no sólo por su cargo como Senador, sino por haber sido el único priísta que tomó la bandera de “Oposición” del Gobierno en el poder en Veracruz, ya tenía una marca establecida en la entidad. No es que Pepe Yunes sea un mal candidato… al contrario, como se ha repetido en varias ocasiones y por varios lados: Es un buen candidato pero con un partido en un mal momento. Agregue: Si Héctor como candidato ganara 2018, hubiera tenido seis años para preparar el terreno junto con Pepe para 2024.

Repito: Pepe no es mal candidato, sino es mala su circunstancia. Pepe Yunes no es un político de arengas, más bien de un discurso correcto, preciso, exacto… pero quizás en este momento no se requiera de tal.

IV

No me lo van a creer, pero en el caso del PAN, ¡igual pensé lo mismo! No porque considerara mal candidato a Miguel Ángel Yunes Márquez, al contrario. Me llamaba la atención que un alcalde saliente aspirara a la Gubernatura mientras que un Senador quisiera ser alcalde… es decir, desde mi lógica, era al revés: el senador (Fernando Yunes Márquez) debía buscar la Gubernatura; el alcalde saliente (MAYM), la senaduría… ¿y a quién entonces veía yo para la Gubernatura por parte del PAN si no era Fernando? ¡A Julen Rementería! quien curiosamente busca por segunda ocasión ser Senador.

Quien de plano me sorprendió fue Nueva Alianza con July Sheridan. Las circunstancias que rodean su candidatura, su registro, su salto… es decir, si ya me sorprendía con Yunes Márquez brincando del Ayuntamiento a la Gubernatura, pues cuantimás con una diputada local… siendo sinceros, quizás por el tiempo, por el apellido, hasta por la trayectoria política-administrativa, ¡ah! y la circunstancia de que su padre sea el Gobernador, Yunes Márquez tiene un cartel enorme comparado con el de Sheridan, aunque en ambos, haya una condición que los pone en igualdad de circunstancias: la Constitución les permite postularse para cargos de elección popular sean o no conocidos, sean ex diputados de Morena o hijos de Gobernador…

Pero… será el tiempo y el electorado el que diga qué partido tenía razón a la hora de postular a su candidato.

smcainito@nullgmail.com