Ciudad de México- 2018-04-1108:29:44- Agencias/Las perdidas económicas por el robo de combustible para el gobierno mexicano asciende a los 30 mil millones de pesos al año, aseveró el director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), Carlos Treviño Medina.

La cifra es un incremento de 50 por ciento respecto a lo estimado por la Secretaria de Hacienda y Crédito Público a mediados del 2016, el cual alcanzaba los 20 mil millones de pesos.

Frente a citado panorama, el titular de Pemex, dijo que el incremento en el número de tomas clandestinas es un asunto que ya preocupa a la empresa; solo en el primer bimestre de este año el número de tomas clandestinas en el País llegó a 2 mil 274, 38 por ciento más respecto al mismo periodo de 2017.

No obstante, Treviño defendió la estrategia de combate al robo de combustibles emprendida por Pemex desde finales de 2016 y aseguró que el incremento en la detección de tomas, es una muestra de éxito.

“No es tan mala noticia, porque quiere decir que tenemos ayuda de los municipios, de la población, de los estados y de las fuerzas federales para irlas a detectar y tapar”.

No existe justicia

Treviño Medina insistió en que la empresa es una de las víctimas del delito y también lamentó la falta de una justicia expedita en el País, pues de las mil 600 personas que fueron detenidas infraganti en brechas o conduciendo camiones para hacer perforaciones, apenas entre el 1 y 2 por ciento han concluido el proceso penal.

“Yo creo que si estas mil 600 personas que fueron agarradas infraganti estuvieran en la cárcel, que es donde personalmente creo deben de estar, pues tendríamos mil 600 pillos menos haciendo este delito”, dijo el director de Pemex.

No obstante, también reconoció que al menos 100 empleados de la empresa han sido despedidos porque se sospechaba o se tenía evidencia de que habían facilitado información para llevar a cabo el robo de combustibles.

El funcionario comentó que los esfuerzos por combatir el llamado huachicoleo, han provocado un efecto cucaracha entre los grupos delictivos, quienes se han ido a otros estados en donde se ha incrementado el número de tomas recientemente.

En donde más roban:

Veracruz

Puebla

Hidalgo

Tlaxcala

Estado de México

Querétaro

Guanajuato

Jalisco

Michoacán