México- 2018-04-1010:06:44- Agencias/ De acuerdo a reportes oficiales, al menos 21 ataques a buques e instalaciones de Petróleos Mexicanos(Pemex) tuvieron lugar entre diciembre de 2016 y enero del 2018, lo que confirma que la piratería se ha convertido en una actividad redituable para algunas organizaciones criminales.

Milenio tuvo acceso a documentos donde se confirma que los delincuentes utilizaron lanchas para simular que eran pescadores, cuando su misión real era abordar las embarcaciones y las plantas de la petrolera para perpetrar sus saqueos.

Por el momento, la problemática se concentra en la llamada Sonda de Campeche, en el Golfo de México, donde las autoridades detectaron el surgimiento de piratas que operan desde hace más de un año. Aunque algunos intentos de robo fueron frustrados, otros se ejecutaron de manera exitosa.

El informe reconoce pérdidas materiales en 11 plataformas petroleras, sumado a otros cinco intentos de invasión contra sus embarcaciones. Entre los casos más destacados se encuentra el ataque con armas de fuego contra la Plataforma Nohoch-B, el pasado 21 de octubre, y el robo al buque Crest Basan, el 25 de mayo del año pasado.

El personal de Pemex y las autoridades de la Secretaría de Marina (Semar) son conscientes de los nuevos mecanismos empleados por los piratas del Golfo de México, quienes emplean lanchas de pesca para robar chatarra, tubería, motores, aluminio, cableado, cobre, equipos de computación y de comunicaciones.