Viernes contemporáneo

Por Armando Ortiz

El lunes por la tarde la Fiscalía General del Estado consiguió que se vinculara a proceso al exdirector y exsubdirector del penal La Toma. Ellos quedan vinculados a proceso por “estados agravados” y ejercicio indebido del servicio público. Pero, ¿a qué se refiere la Fiscalía con eso de “estragos agravados”? De acuerdo con un diccionario en línea, “el estrago es un delito penal que consiste en causar un daño de grandes proporciones que haya generado un peligro común (…) El delito resulta agravado si se pone en peligro la vida de las personas, y más aún si el mismo causara la muerte de alguna persona”. Cabe mencionar que, durante el motín en el penal de La Toma en Amatlán, murieron siete personas. Todo se debió a un traslado de presos peligrosos hacia un penal federal. Sin embargo, alguien avisó a los internos del operativo de traslado, por lo que los presos ya estaban esperando a los encargados de ese traslado. Varios policías fueron encerrados en una celda, se incendiaron colchonetas por lo que los policías murieron asfixiados. Los que pusieron en alerta a los criminales cometieron el delito de “estragos agravados”.
¿Ha visitado el alcalde de Xalapa su calle?; ah, pero que tal Argentina, que tal Nebraska
¿Ha andado por su calle el alcalde de Xalapa? ¿Ha andado por su colonia? Y no nos referimos a los tiempos en que hizo campaña, porque sabemos que recorrió buena parte de las colonias de la capital veracruzana. Preguntamos si ya como alcalde, Hipólito se ha tomado la molestia de ir a ver qué le hace falta a su colonia, qué necesidades tienen o en que condiciones viven sus gobernados. ¿No ha ido? Disculpe usted, lo que pasa es que el alcalde ha estado muy ocupado en espantarse a los manifestantes, en encubrir a sus malos funcionarios y por supuesto en los viajes que ha realizado a Argentina. Y es que el alcalde de Xalapa, como quinceañera facilona, acepta bailar cualquier pieza que le toquen; acepta cualquier invitación con la excusa de “fortalecer lazos amistosos”. No espere usted que en los siguientes días el alcalde visite su colonia. No lo espere porque el alcalde viajero se va a Omaha en los Estados Unidos. ¿Que dónde queda Omaha? Pues en el estado de Nebraska. ¿Que dónde queda Nebraska? Pues allá, pegadito a Wyoming. ¿Que dónde queda…? Mejor búsquelo, como nuestro alcalde, en Google Maps. Y es que por si usted no lo sabe, Xalapa está hermanada con la ciudad de Omaha. ¿Ha visto usted un círculo rojo en el paseo de la Avenida Xalapa, cerca de la calle Villahermosa? Pues ese es el símbolo de nuestra hermandad. Así que, si el alcalde no ha visitado ni su calle, ni su colonia, pues se va usted a tener que esperar, porque urge más ir a Omaha, a “fortalecer lazos amistosos”.
En lugar de responder a Peña Nieto a su manera, Trump anuncia que el TLC ya está cerca
Pues nos tiene sorprendidos Donald Trump. Todos esperábamos una respuesta virulenta al mensaje que enviara el presidente Peña Nieto; todos esperábamos una respuesta estilo Trump, pero no hubo tal respuesta. Tal parece que Trump está aplicando los métodos de su libro El arte de la negociación. Ya que se dio cuenta que hay firmeza en el gobierno de México, el presidente norteamericano ha preferido ser cauteloso. Es por ello que ahora hace el siguiente anuncio: “Estamos bastante cerca (de completar) el TLCAN… Tenemos una oportunidad de lograr un acuerdo del TLCAN”. Hasta hace unos días Trump amagaba que, si no se hacía nada con los indocumentados que viajaban a los Estados Unidos, entonces cancelaría el Tratado de Libre Comercio. Antes había dicho que, si México no pagaba el muro fronterizo, entonces no habría Tratado de Libre Comercio. Por supuesto Trump se tiene que adornar y decir que el TLCAN está saliendo a la medida de las necesidades de los Estados Unidos, cuando la verdad es que ni Canadá ni México han cedido a las normas que el país norteamericano ha querido dictar.
Armando Ortiz aortiz52@nullhotmail.com