Los cientos de migrantes centroamericanos que habían quedado varados en Nogales, en Veracruz, comenzaron su camino hacia Estados Unidos, tras notificarles que el Viacrucis Migrante terminará en la Ciudad de México.

Los tuits enviados por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en donde solicitaba al gobierno mexicano de Enrique Peña Nieto encargarse de evitar que los migrantes prosiguieran hasta Estados Unidos, y su anuncio de militarizar la frontera, generaron varios retenes por parte del Instituto Nacional de Migración (INM) por órdenes del Gobierno Federal.

“Ayer en la tarde éramos como unos 350, amanecimos como unos 100, la mayoría se fue caminando, todavía tenemos los pies lastimados, unos enfermos del estómago, estamos sin dinero, vamos a ver qué hacemos, vamos a caminar”, afirmó un migrante hondureño.

Su mayor temor es que el INM los agarre y envíe deportados a sus países de origen.

“Ayer nos prometió ayuda durante la tarde, pero no se soluciona nada. Lo que Dios diga, vamos a ir viendo un camino, esto es paso a paso”, agregó.

En el camino, los migrantes solicitan la ayuda de los mexicanos, para continuar el difícil viaje hasta la frontera.

“Si hay gente que nos pueda dar apoyo para arriba, hay varios que necesitamos comida, agua, ropa y gracias a todos los mexicanos, que por ellos hemos conseguido un par de pesos, que nos apoyen, que no nos confundan, que no somos delincuentes, si venimos de nuestro país es porque queremos un futuro, una vida mejor, queremos ver un cambio en nosotros y en nuestra familia”, aseguró el migrante hondureño.

Son pocos los migrantes los que quedan en la zona centro de Veracruz; que están buscando otras rutas para llegar a Estados Unidos.

Nogales- 2018-04-0417:23:28- Excélsior./ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO