Mientras no hay lugares en la UV, el gobierno deja perder esta opción educativa

Sociedad 3.0
Exclusiva

Un insólito desplome en su matrícula enfrenta la Universidad Popular Autónoma de Veracruz (UPAV) al haber pasado de tener 75 mil alumnos cuando murió el rector fundador, Guillermo Zúñiga Martínez, en 2015, a tener sólo 13 mil estudiantes inscritos en este 2018, lamentan fuentes que tienen información privilegiada sobre el tema.

La caída en las inscripciones y mensualidades implica que la UPAV comienza a enfrentar problemas de liquidez para pagarles a los empleados “solidarios” y a los “asesores solidarios”, como les denomina a sus trabajadores y catedráticos, pues las recaudaciones están muy por debajo de los 377 millones 688 mil pesos recibidos en 2015.

El proyecto de la UPAV ha venido menguando debido al desprestigio a que ha sido sometida la institución después de que fue designada como rectora la señora Maribel Sánchez Lara, en 2016, una mujer que se ostentaba como doctora, pero que apenas en el mes de enero de 2017 obtuvo su cédula profesional de la licenciatura como licenciada en Mercadotecnia:

http://sociedadtrespuntocero.com/2017/02/apenas-en-enero-recibio-rectora-de-upav-su-cedula-de-licenciatura/

Luego de su salida han trascendido graves anomalías causadas por la ex rectora, como la desaparición de más de 42 millones de pesos, la compra que hacía de artículos y accesorios personales por 3 millones de pesos cada mes, la adquisición de una lujosa camioneta y un departamento en Boca del Río, todo facturado a la UPAV.

Lo primero que hizo Sánchez fue modificar el logotipo de la Universidad y pintarlo de azul a fin de homologarlo con el régimen panista que gobierna la Entidad. Ella es gente de confianza del candidato panista a la gubernatura, Miguel Ángel Yunes Márquez, por cuya intervención alcanzó la Rectoría.

http://sociedadtrespuntocero.com/2017/01/la-rectora-empaniza-a-la-upav-con-tonos-azules/

La negativa de los directivos de la institución a reconocer los derechos laborales de los trabajadores causó que tanto el Seguro Social como el Sistema de Administración Tributaria realizaran sendas auditorías y aplicaran multas por violación de las leyes fiscales, en tiempos del rector Andrés Blancas Portilla, el sucesor inmediato del profesor Zúñiga:

http://sociedadtrespuntocero.com/2016/11/congela-sat-cuentas-bancarias-de-la-upav-peligran-sueldos-y-aguinaldos/

De acuerdo con información proporcionada por el profesor Luis Felipe Illescas Ibarra, director del Centro para el Desarrollo y Asistencia Educativa, Social y Cultural, A.C. (CEDASCE) de Huatusco, antiguamente asociado a la UPAV, durante el año 2015 la Universidad recibió recursos por el monto de los 377 millones 688 mil pesos, distribuidos de la siguiente manera: Bachillerato, 97 millones 059 mil pesos; licenciaturas, 183 millones 690 mil 000 pesos; posgrados, 3 millones 960 mil pesos; cartas de pasante y certificados, 7 millones 500 mil pesos; títulos profesionales,  5 millones 250 mil pesos; escuelas particulares con convenios de incorporación, 73 millones 344 mil pesos; y uso de planes y programas de estudio de escuelas particulares, 6 millones 885 mil  pesos.

http://sociedadtrespuntocero.com/2016/11/12-mil-catedraticos-sin-prestaciones-en-la-upav-denuncian/

En la zona Veracruz-Boca del Río, la matrícula se vino abajo al pasar de 15 mil alumnos inscritos a sólo 2 mil que existen actualmente, dio a conocer apenas la semana pasada el directorio solidario de esa región, Juan Ramón Rodríguez Salas:

http://sociedadtrespuntocero.com/2018/04/ex-rectora-de-la-upav-habria-desviado-42-millones-de-pesos/

Los informantes refieren que actualmente existe un desestímulo porque las autoridades mantienen asfixiado el trabajo de las escuelas incorporadas, lo que impide su crecimiento, algo particularmente grave porque consideran que la UPAV debe ser alternativa ante la falta de lugares en la Universidad Veracruzana, que en este ciclo apenas podrá recibir a 16 mil alumnos de 40 mil que solicitan inscripción, por lo que 24 mil quedarán fuera de las instituciones públicas, lo que, plantean, finalmente es un atentado al espíritu constitucional de la educación popular.

La versión de que sus estudios carecen de validez y la imposibilidad de las autoridades para emprender una campaña que revierta esta percepción, es otra de las razones que han afectado gravemente a la institución educativa, finalizan los informantes.