México- 2018-04-0312:11:46- Univision.com

Según los documentos judiciales, Jorge Raúl Villegas abusó sexualmente de dos estudiantes de 14 años en el colegio católico Atenas de Guanajuato. Pese a la condena, el religioso pasará menos años en prisión ya que el actual código penal de ese estado mexicano establece una pena máxima de 60 años.

 

Jorge Raúl Villegas, sacerdote y exvocero de la arquidiócesis de León, en el céntrico estado mexicano de Guanajuato, fue sentenciado por un juez a una condena de 90 años y siete meses en prisión por cometer abusos sexuales contra de dos menores.

 

“Se le sentenció de violación calificada, por el delito de hostigamiento sexual, por el delito de explotación sexual y por el delito de abuso sexual“, explicó Norma Nolasco, representante legal de las víctimas. No obstante, Villegas pasará menos años en prisión ya que el actual código penal de Guanajuato establece una pena máxima de 60 años.

 

“Además contempla una multa y el pago monetario como reparación del daño , negándole cualquier beneficio que la ley estima, siendo que el sentenciado deberá purgar su condena en prisión”, explicó la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

 

El sacerdote había sido suspendido luego de un juicio de paternidad

 

Según los documentos judiciales, los hechos se registraron en febrero del 2017 en el colegio católico Atenas, cuando el sacerdote llamaba a las alumnas a confesión para abusar de ellas. Las víctimas tenían 14 años cuando el clérigo cometió los abusos de índole sexual, que fueron denunciados por los padres de las víctimas.

 

Villegas fue arrestado en febrero de 2017 y en ese mismo mes fue vinculado a proceso penal, durante una audiencia que duró 15 horas, pese a que familiares y católicos se manifestaron para exigir su liberación.

 

Jorge Raúl Villegas fue contratado en 2016 como asesor y confesor en el colegio católico y además oficiaba en el templo de San Cayetano, adscrito a la diócesis de Irapuato, a pesar de que supuestamente se encontraba suspendido del ejercicio del ministerio sacerdotal por la diócesis de León desde el 2014, luego de un juicio de paternidad en el que resultó obligado a reconocer a una hija y darle manutención.

 

Cuando la denuncia de los padres de las menores se hizo pública, el entonces obispo de la diócesis de Irapuato, José de Jesús Martínez Zepeda, dijo que ignoraba que Jorge Raúl Villegas estaba oficiando en la ciudad. Sin embargo, testimonios revelaron que el obispo estaba enterado e incluso ofició alguna misa junto al sacerdote presuntamente suspendido.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO