En el desarrollo del proceso electoral en curso, aparte de la lógica reyerta entre los candidatos, se está configurando un preocupante enfrentamiento entre órganos electorales tan importantes como el INE y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), cuyos consejeros aparentan tener criterios diferentes y muy encontrados. Es obvio que tal confrontación no favorece al proceso electoral y pudiera poner en tela de juicio la confianza en ambos órganos electorales. Ha habido varios desencuentros, pero el motivo más reciente de la discordia es el caso de “El Bronco” a quien el INE ya había dado de baja pero el Tribunal resucitó, ahora entrará al quite la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales (Fepade) porque el INE acusa a Jaime Rodríguez de cometer actos ilícitos en la recolección de firmas. “Mochilanga le dio a Burundanga, Burundanga le dio a Bernabé…”