Por si acaso…
Por Carlos Jesús Rodríguez

*Amadeo: pasado que agobia *PRI: decaído tras renuncias

AHORA QUE la organización política “Vía Veracruzana” ya es panista, el Presidente del PRI Estatal, Américo Zúñiga Martínez, ha enmudecido o acaso aún no sale de la sorpresa, porque han pasado más de 48 horas de la transición y a la fecha no ha salido a explicar si personajes –que forman parte de esa agrupación- como Carlos Brito Gómez, presidente de la Comisión de Procesos Internos del “tricolor”– y algunos miembros de su familia-; Carlos Francisco Mora Domínguez, integrante de la Comisión de Selección de Candidatos-, Lilian Zepahua García, diputada Federal y secretaria general del Comité Directivo Estatal priista; Gonzalo Morgado Huesca, Coordinador de Delegados; Zeferino Tejeda Uscanga, secretario de elecciones del CDE, además de otros como Miguel Ángel Díaz Pedroza, Ismael García Huesca, Francisco Montes de Oca López, Flavino Ríos Alvarado e, incluso Zeferino Tejeda, primo hermano de Mario Tejeda Tejada, dirigente de la agrupación fundada por Felipe Amadeo Flores Espinosa, siguen siendo rojos o ya dieron el salto al mar azul, porque de acuerdo al mensaje que se está enviando, todos quienes militan en “Vía Veracruzana” pasaron a formar parte de la cuadra del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares y su hijo, Miguel Ángel Yunes Márquez, candidato –denostado por la Iglesia Católica- a la Gubernatura del Estado –cuando alertan en un comunicado firmado por todos los obispos del Estado que, entre otras cosas, señala: “es un deber de conciencia para el ciudadano no dejarse llevar por las apariencias, ni por quienes buscan comprar su voto a través de presiones o a cambio de dádivas o promesas de cargos políticos, o por la pretensión de perpetuar sin mérito a las mismas familias o grupos en el poder”-.

SON MUCHOS políticos de viejo cuño los que estarían incluidos en la lista de integrantes de Vía Veracruzana, pero hasta ahora en el PRI –inmerso en total inmovilidad y hermetismo- nadie se ha expresado; no hay quien exija a los conocidos “viagros” de siempre que aclaren si ya son panistas por inercia o siguen siendo priistas, a sabiendas que no hacerlo confundirá a militantes que al verse perdidos optarán por otros institutos. La dirigencia “tricolor” a estas alturas ya debió formalizar la expulsión de quienes optaron por irse, o al menos convocar a quienes aparecen en las gráficas donde patentizaron su respaldo a Yunes Márquez, para que de una vez por todas quede inscrito en los archivos del “tricolor” que se trata de traidores consumados, y que si les va mal en la aventura ya no habrá espacio para ellos, ya que la historia registra casos de deserción que son perdonados andando el tiempo y se envía un mensaje de que no pasa nada, lo que termina por lastimar a quienes siguen leales a ese partido, hoy venido a menos por el descarado saqueo de Javier Duarte de Ochoa, sus secuaces y otros ex gobernadores y ex funcionarios del “tricolor” en diferentes Entidades del país.

QUEDA CLARO que Felipe Amadeo Flores Espinoza, Procurador de Justicia en tiempos del duartismo, prefirió dar su brazo a torcer antes de que le torcieran la vida, ya que la decisión de poner de “tapete” a Vía Veracruzana ante el candidato de la alianza Por Veracruz al Frente, Miguel Ángel Yunes Márquez, ocurre a pocos días de que la vocera del grupo de búsqueda “Solecito”, Lucía de los Ángeles Díaz Genao, exigiera a la Fiscalía General del Estado realizar una investigación a fondo de todo el sistema pericial de Veracruz desde los tiempos del ex procurador Flores Espinosa, por lo que consideran hechos evidentes de corrupción y opacidad, y debido a que tienen información de casos de desaparecidos desde tiempo atrás.

Y ES que, según Genao, desde 2011, durante la gestión de Felipe Amadeo como Procurador del Estado, el Colectivo tuvo conocimiento de un joven del puerto de Veracruz desaparecido en las instalaciones de la Academia de Policía de El Lencero. “Mi propio caso lo platiqué con Amadeo y de verdad fue una persona totalmente alejada de todo el tema de desaparecidos. No hizo nada en absoluto por investigar y detener todo esto”, recuerda la activista, y muestra copia de la lista de quejas, de la carta enviada al ex gobernador Duarte de Ochoa y al procurador de ese momento, Luis Ángel Bravo, de la mala actuación del también ex titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), Arturo Bermúdez Zurita, y tampoco ningún funcionario de alto rango hizo nada. Por ello considera que “en el tema de desaparecidos es evidente la implicación de funcionarios de alto nivel a los cuales se les debe investigar y llamar a declarar porque tienen información de casos de desaparecidos desde hace tiempo atrás, concretamente desde Amadeo Flores, entre ellos Enoc Maldonado Caraza, encargado de la Dirección de Asuntos Ministeriales.

PERO LA exigencia de “Solecito” tal vez nunca sea atendida, ya que en el traspaso de los “viagros” del PRI al PAN seguramente se negoció la impunidad para Amadeo Flores Espinoza, aunque habría que aclarar que la investigación debería hacerse extensiva a Reynaldo Escobar Pérez, quien tuvo a su cargo levantones orquestados disfrazados de órdenes de aprehensión con la finalidad de someter a los críticos del régimen duartista. El cobarde primer ex procurador de Duarte –encarado en un restaurante e incapaz de levantar la testa cuando dejó el cargo-, tendría muchas historias que contar.

POR LO pronto, hay que cooperar para contratar a un psicólogo o acaso a un psiquiatra para el dirigente Estatal del PRI, Américo Zúñiga Martínez, para que deje atrás sus miedos y actúe como se lo demandan los priistas, ya que, para variar, hasta Marco Antonio del Ángel Arroyo, el vocero del “tricolor” ya encauzó un juicio contra la Comisión Permanente del PRI Estatal ante el Tribunal Estatal de Veracruz por considerar actos violatorios a sus derechos como militante y simpatizante priista, tras quedar fuera de la lista de candidatos a diputados plurinominales, y en ese tenor se encuentra el dirigente Estatal de la CTM, Víctor Manuel García Trujeque, quien está molesto por la inclusión de Jorge Moreno Salinas como tercero en la lista de candidatos a diputados plurinominales cuando no representa a nadie, mientras que al gremio cetemista lo colocaron en los nacidos para perder. Lo curioso es que el PRI sigue callado, y en ese hermetismo podría llevar la penitencia. OPINA carjesus30@nullhotmail.com