Coatzacoalcos- 2018-04-0216:57:04- Luis AlbertoPonce

Acompañado de sus familiares y amigos, acudió a las instalaciones de la Fiscalía General de Justicia, localizadas en Juárez entre 16 de Septiembre y Carranza, el joven empleado Jorge Octavio Galindo Félix de 20 años de edad, para presentar la formal denuncia contra elementos de la Policía Estatal, luego de haber sido agredido durante la madrugada del domingo, cuando salía con tres amistades, recibiendo un impacta en el talón de la pierna derecha, además de gran cantidad de golpes.

 
RELATA LOS HECHOS

 

El joven originario de Las Choapas Veracruz, pero domiciliado en la colonia Ciudad Olmeca, narró ante los medios de comunicación como fue que al salir de las instalaciones de la Expo Feria, al encontrarse en la zona de ascenso y descenso de autobuses urbanos, fue que se dio el problema donde un grupo de policías estatales encapuchados lo agredieron incluso a balazos.

 

Jorge Octavio mencionó que los policías detuvieron a un grupo de jóvenes, por lo que les reclamó tal acción, siendo en ese momento cuando los policías encapuchados lo agarraron para golpearlo, además de que también se fueron contra su amiga.

 

En un determinado momento logró escapar de sus captores cuando realizaban unas detonaciones, logrando escuchar cuando uno de los policías dijo que me tiraran a darme, siendo en ese lapso cuando le dieron un balazo para terminar bajo un camión urbano.

 

Al estar en el suelo, fue agredido a golpes y lo esposaron, por lo que se metieron otras personas para defenderlo, recibiendo en cambio gran cantidad de golpes.

 
LO AUXILIA POLICIA NAVAL

 

Cuando se encontraba esposado en el suelo, recuerda el joven que llegó un elemento de la Policía Naval para preguntarle a los estatales el ¿porqué lo tenían esposado? Y fue por eso que lo soltaron, siendo informado por el mismo policía que la patrulla donde estaban los elementos donde uno de ellos le disparó era el número 6090 o 6990, según citó el muchacho.

 
LO DEJAN EN ESE SECTOR

 

Tras ser golpeado y baleado, el joven Jorge Octavio Galindo fue dejado en ese lugar donde dijo haber escuchado otras detonaciones, pero los policías ya no se quisieron hacer cargo y mejor se retiraron, dejándolo en ese lugar, donde en compañía de su amiga fue que tomó un taxi que lo llevó a la colonia Ciudad Olmeca donde llegó sin dinero, hasta que sus familiares lo apoyaron para llevarlo a que recibiera auxilio médico.

 

El joven baleado tiene temor de los policías, por posibles represalias en su contra, por lo que decidió interponer la formal denuncia, agregando que ahora no podrá trabajar por varios meses por la lesión que presenta en el pie derecho, desempeñandose como auxiliar en el negocio que tiene un familiar.

 

Por su parte la señora María de Carmen Félix, madre del joven baleado, se encontraba sumamente indignada por lo ocurrido, reclamando al gobernador en torno a que clase de personas eran las que las cuidaban, quienes escudándose tras una capucha les daba por agredir a jóvenes tal y como ocurrió con su hijo.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO