Xalapa- 2018-04-1711:54:09- Ariadna García

El feminicidio en el estado de Veracruz ha empeorado “muchísimo”, acusó la investigadora feminista Marcela Lagarde y de los Ríos, quien lamentó que en ocasiones se convierta la entidad en el segundo estado con mayor índice de asesinatos de mujeres.

 

“El estado de Veracruz, al que vine hace 10 años a presentarles un diagnóstico para hacer la ley de acceso a una vida libre de violencia, ha empeorado muchísimo y es a veces la segunda entidad federativa en tasa de feminicidio en nuestro país”, dijo.

 

Previo a la conferencia magistral “Diálogos en Sororidad” en el Congreso local, refirió que aunque en ocasiones existe una “danza” de cifras cuando se tratan de investigaciones científicas y serias en las que hay metodologías comparables que se usan en otros países, se debe tener acceso a ellas.

 

Enfatizó que las alertas de género en el estado son un avance importante y refirió que deben servir para “iluminar” los dos problemas que enfrenta la entidad por aborto y feminicidio.

 

Sostuvo que ese es un gran reto para hacer una política integral para cambiar las condiciones que propician esa violencia.

 

Remarcó que aunque existe quien “maquilla” los datos, también hay cifras fidedignas que aunque limitadas las han dado la Oficina de Derechos Humanos de la ONU, el Observatorio Nacional de Feminicidios y el Instituto Nacional de las Mujeres.

 

En cuanto a la creación del Banco Nacional de Datos e Información de Violencia contra Mujeres y Niñas enfatizó que hay mucho que hacer, pues es obligación del estado mexicano crear bancos locales por entidad federativa que generen información para enfrentar el problema.

 

Refirió que aunque existen leyes en todo el país y códigos penales reformados, han sido producto de trabajo hormiga, compromiso, paciencia por parte de mujeres de organizaciones, universidades y medios de comunicación, pues desde el ámbito de cada una se está contribuyendo a que deje de haber información maquillada y sea real.

 

Dijo que el país atraviesa una situación grave y violenta en la que se ha generado gran desigualdad económica y social y en esas condiciones hay mujeres que se suman a la causa de género y trabajan por generar la igualdad.

 

Y es que en México el estado no garantiza la seguridad para la vida de las mujeres.

 

Refirió que se está atravesando por una etapa de participación política de las mujeres con cifras “terribles” de mujeres víctimas de violencia política que han sido alcaldesas, dirigentas, candidatas o periodistas.

 

Así, lamentó que la situación para las mujeres sea delicada por lo que se debe protegerlas y cuidarlas, pues muchas de las mujeres víctimas de violencia no forman parte de los grupos armados sino que son mujeres de trabajo y pacíficas.

 

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO