Por si acaso…

Por Carlos Jesús Rodríguez

*Aquel movimiento de 1964-65
*Murat-Prida estarían en prisión

EL CASO más reciente de un Movimiento Nacional de Médicos en México se registró en el último año del Presidente Adolfo López Mateos, en 1964, cuando residentes e internos del hospital 20 de Noviembre del ISSSTE reclamaron el pago de aguinaldos atrasados y 206 de ellos fueron despedidos, lo que engendró marchas y paros de hospitales a lo largo de la Nación que terminaron cuando el 26 de Agosto de 1965, utilizando la fuerza pública -como siempre-, fueron desalojados residentes e internos supliéndolos médicos militares, lo que derivó en una escalada de apoyos a nivel nacional que solamente tuvo como constante la desaprobación en medios impresos, televisión y radio supeditados al poder (algo que nunca más debería ocurrir). Aquella vez, infinidad de profesionistas fueron perseguidos, cesados, calumniados y amenazados, estableciéndose una serie de mecanismos de control que persiste hasta ahora. Médicos, internos y residentes siguen trabajando en exceso y prácticamente no tienen prestaciones. Por ello la amenaza de paro nacional que anuncian los profesionales de la medicina a partir del viernes 13 de este mes (día cabalístico) para exigir la libertad del traumatólogo pediatra, Luis Alberto Pérez Méndez, detenido desde el 2 de Abril por su presunta responsabilidad o “negligencia médica” que, presuntamente, ocasionó la muerte del niño Edward Luna, de tres años en Noviembre de 2017 en Oaxaca, no debe ser echada en saco roto, porque podría traer repercusiones de salud para millones de mexicanos pero, al mismo tiempo, si no se impone el diálogo, un movimiento de proporciones que meta lumbre al proceso electoral.

YA LO dijo el ex rector de la Universidad Nacional Autónoma de México y actual Secretario de Salud, José Narro Robles: “No se puede juzgar toda situación que no es exitosa como un acto de negligencia”, en alusión al caso del traumatólogo Pérez Méndez. Y es que en muchas ocasiones llegamos a considerar que los doctores son dioses capaces de curarlo todo, cuando en realidad son profesionistas de la medicina que luchan por darnos salud, pero no se les puede exigir cruzar ese umbral que separa la vida de la muerte, y que arrebate a esta última una existencia. Por ello el caso de Luis Alberto Pérez Méndez podría ser la bandera de un nuevo Movimiento Médico Nacional que permita cambiar algunos cánones establecidos en la ley, aun cuando sabemos que el hombre, debido a su imperfección, “es susceptible en errar”. Por lo pronto a la comunidad médica de Oaxaca, que inició marchas para exigir la libertad del doctor encarcelado, ya se le sumaron colegas de Veracruz, Hidalgo, Guerrero, Puebla, Sinaloa, Sonora, Jalisco, Tamaulipas, Zacatecas, Tabasco, Yucatán y Chiapas, y de acuerdo al comunicado 41 con carácter de urgente que nos fue enviado, este 10 de Abril se sumaron otras Entidades y para el viernes 13 se anuncia un paro nacional. “#El13NosParamos”, dice el llamado y agrega: “Es responsabilidad de todos llevarlo a cabo, lo hacemos o seguimos pidiendo perdón de rodillas toda la vida “Ya basta de tantas injusticias para el gremio de la salud”, se lee en el comunicado que establece que: “el paro no se detendrá hasta que el Dr. Luis Alberto esté en libertad, además de que demanda “Portar desde el día de hoy un moño de color azul en la manga de la bata en señal de solidaridad a nuestros colegas, pensando en que mañana podría pasarnos a nosotros también, y explicar a quién te pregunte del porqué del moño.

SE CONVOCA, también, a “organizarnos en los hospitales, centros de salud, escuelas de medicina y otras carreras, así como en tu sitio de trabajo para determinar qué medidas tomar ante esta situación. Informar a la sociedad en general que a partir del día 13 de Abril del 2018 solo funcionarán las áreas críticas: Urgencias, Terapias Intensivas y Quirófano de Urgencia y demás servicios que crean necesarios, y se solicitará que los jefes de servicio permanezcan en su puesto o deleguen a un solo médico. “Esto lo haremos a través de carpetas pegadas, cartulinas y mantas” y por ello avisan: “si no es una verdadera urgencia por favor no acuda a su hospital”. Paralelamente, invitan “a todo el personal de enfermería a participar en este paro nacional ya que siempre hemos trabajado hombro con hombro y este hecho también perjudica de manera directa a ustedes”, Piden, también, “usar desde hoy redes sociales: Facebook, Twitter, Instagram, WhatsApp para informar a la población en general la decisión tan difícil e importante de hacer este paro nacional, y a la vez explicar con toda precisión que lo único que quieren es no ser castigados sin haberlos juzgado antes con un experto en la materia, “y que deseamos que los menos afectados sean ellos, nuestros pacientes, pero nuestras autoridades nos llevaron a tomar esta decisión. Usaremos los siguientes Hashtag #TodosSomosLuis #GabyNoEstasSola #El13NosParamos #YoSoy17 #YoSoyMedico17”.

OTRO PUNTO en el documento establece: “exigir a nuestros colegios, asociaciones médicas, federaciones médicas que se unan a este llamado o de lo contrario el gremio médicos desconocerá su periodo por falta de humanidad hacia nuestros Colegas criminalizados” e “invitar a los Rectores de Universidades, Directores de carrera de la salud, Directores y administrativos de hospitales a participar de manera enérgica contra este atropello”, así como “exigir a los sindicatos de trabajadores, sociedades médicas hospitalarias el apoyo para que este paro se lleve a cabo y que ellos mismos nos protejan de cualquier sanción tanto administrativa como económica. Además de facilitar gestiones para que en los hospitales y centros de salud den aviso a la población en general”. Llaman, también, a sociedades de Alumnos de medicina y de diferentes carreras de la Salud, sociedades de médicos internos y de residentes a exigir a las autoridades el apoyo al paro nacional ya que este hecho si procede serán los más perjudicados, y el punto más importante: una audiencia con el Presidente Enrique Peña para que envíe a la brevedad al Congreso de la Unión un decreto de ley para despenalizar el acto médico o, en su defecto, abrogar (modificar) el Código Penal Federal en cuanto a la responsabilidad profesional, “para que no se tipifique como delito nuestro actuar, “pues los médicos no estudiamos para matar sino para sanar y salvar vidas”, aunque esto no siempre puede lograrse.

POR CIERTO, la ex Secretaria de Salud de Veracruz, Edith Rodríguez Romero envía un comunicado que no tiene desperdicio. Dice la reconocida galena: “La caída del helicóptero en Oaxaca donde viajaba el Gobernador de dicho Estado y el secretario de Gobernación mató a 13 niños y adultos; debe catalogarse como homicidio doloso ya que no existía una pista de aterrizaje y sin embargo aterrizaron. Señor Gobernador Alejandro Murat, usted y su equipo deberían estar encarcelados por el accidente ocurrido en Jamiltepec, donde fallecieron 13 personas y quedaron muchos más severamente lesionados de por vida por no planear adecuadamente el vuelo del helicóptero. Usted pidió personalmente al Dr. Luis Alberto Pérez Méndez que atendiera a esos niños que ustedes lesionaron y él con gusto los operó aún en turno nocturno y con el cansancio encima. Ahora el Doctor está encarcelado porque durante una cirugía un medicamento causó una reacción alérgica severa a un pequeño y lamentablemente murió. Eso es totalmente denigrante para la profesión médica porque en ningún momento existió la intención de matar al pequeño, así como usted nunca tuvo la intención de matar y lesionar a los de Jamiltepec. ¿Que opina al respecto? ¿Dónde está usted ahora que el Doctor Luis Alberto lo necesita para aclarar esto?. Él no es un criminal. ¿Si usted no está en la cárcel, porque él si?” En fin, esto apenas comienza y los médicos son un gremio muy importante para el País, a tal grado que todos necesitamos y hemos necesitado de ellos. Así las cosas…OPINA carjesus30@nullhotmail.com