Viernes contemporáneo
Por Armando Ortiz

Uno de los baluartes de Morena para alcanzar la diputación federal de Cuitláhuac García y para obtener curules en el Congreso local fue la disidencia magisterial que se reúne en el Movimiento Magisterial Popular Veracruzano. Gracias a este movimiento algunos que se hicieron pasar como líderes, ejemplo el diputado Zenyazen Escobar, llegaron vía plurinominal a cobrar un sueldo en el Congreso. Pero una vez en la curul se olvidaron el MMPV y se pusieron a vivir la vida. Ahora que necesitan el apoyo del Movimiento Magisterial, buscan a como dé lugar reunir a los maestros, pero los maestros ya no se chupan el dedo. Nuestro experto en asuntos magisteriales, el maestro Luis Ortiz nos hace un resumen de los esfuerzos que hiciera Zenyazen Escobar para que el MMPV se ponga otra vez a las órdenes de Morena. Sin embargo, Zenyazen hizo todo lo posible para colocar a su incondicional en una plurinominal, pasando por encima de los acuerdos del MMPV. Por cierto, ante el temor de que se descubriera su traición mandó a advertir: “No quiero salir en libertad bajo palabra”. Pero salió.

Ya se habla de cambiar a Meade o de pactar con Anaya; pero suena más a que pacten con AMLO

Salvador García Soto, uno de los voceros del poder, pues cada que un alto funcionario desea que se escuche lo que se dice en los pasillos del poder, acude a este columnista de El Universal. En esta ocasión García Soto señala que los grupos de poder que impulsaron a Meade como candidato presidencial, ya le dieron un ultimátum, Y es que si no levanta en las encuestas pasado el primer debate, ya están considerando cambiarlo por otro candidato o en el caso más extremo, relata García Soto ya se está pensando en “una “alianza de facto” con el segundo lugar (Ricardo Anaya Cortés, candidato de Por México al Frente) como un último y desesperado recurso para enfrentar y tratar de alcanzar al puntero, hasta ahora imparable, Andrés Manuel López Obrador”. Por supuesto la clase priista de manera formal desmentirá está versión, sin embargo, las luces en Presidencia están rojas desde hace ya varias semanas al advertir que López Obrador sigue inalcanzable en las encuestas. La clase que gobierna ahora esperaba que el mismo AMLO, como ya lo ha hecho en otras ocasiones, se resbale por si mismo. Pero después de dos elecciones López Obrador ya aprendió y cada que lo quieren meter en camisa de once varas sale con su “amor y paz”.

A Vicente Fox donde lo ven lo insultan; se lo ganó a pulso. Quiso ser el presidente del cambio, pero fue el presidente de la traición

Dice el dicho: “Cría fama y acuéstate a dormir”. Pero en el caso de Vicente Fox, tiene que estar bien despierto, pues donde quiera se encuentra gente que conoce su fama de traidor, vividor, corrupto y bocón. Es por ello que en un viaje que el expresidente hacía rumbo a los Estados Unidos una mujer lo reconoció y lo increpó de inmediato: “Le vamos a quitar su pensión cuando llegue El Peje”, le dijo la mujer. A lo que Fox al parecer la sujetó, pero ella le dijo que la soltara y que por supuesto tenía derecho a encararlo: “Tengo mi derecho a encararlo, se le van a acabar (la pensión), maldito”. No es la primera vez que en los Estados Unidos encaran a Fox, ya en una ocasión, al bajarse de una camioneta de lujo unas personas lo alcanzaron y le gritaron parásito. A lo que Fox de manera pueril, o quizá senil contestó: “Perredista, perredista, parásito tu abuela. Son babosadas lo que dices. ¿Quién te mandó?”. Nadie manda a nadie a increparlo o a insultarlo. Fox se ganó esos insultos a pulso. Quiso ser el presidente del cambio, pero fue el presidente de la traición.

aortiz52@nullhotmail.com