Veracruz- 2018-05-3013:14:05- Una vez que Karime Macías Tubilla sea detenida el proceso de extradición a México podría tardar entre 6 meses y un año, a menos que ella la acepte voluntariamente podría durar hasta 45 días, explicó Luis Alberto Martín Capistrán, presidente del Colegio de Abogados en Veracruz.

Una vez puesta a disposición del juez de control y vinculada a proceso podría obtener acuerdos reparatorios si el monto que se le atribuye como responsabilidad por haber sustraído, desviado o utilizado en actos indebidos, es de 112 millones de pesos y se encuentra en posibilidad de regresarlos.

“La reparación del daño podría ser una especie de acuerdo reparatorio con el cual ella tendía su libertad, sin embargo, habría que analizar si ella está en posibilidad de regresar esa cantidad enorme de dinero. Se comenta tan fácilmente pero es una cantidad muy importante. Mientras tanto sería vinculada a proceso y dependiendo la naturaleza del caso que yo creo sí amerita pena privativa de la libertad continuaría vinculada a proceso en prisión”.

Cabe mencionar que el dictamen contable que se hizo al DIF Estatal arrojó 112 millones de pesos de daño patrimonial, sin embargo, podrían descubrirse nuevas cantidades que serán objeto de investigaciones complementarias.

La exprimera dama de Veracruz se encuentra bajo el principio de presunción de inocencia pero hay señalamientos directos de usos de recursos en una vida de lujos que prende un foco rojo.

“Si de la investigación, si existen otros elementos donde se descubran otros bienes, empresas o propiedades en general eso será objeto de otra investigación que va a cumplimentar la actual pero por la que se giró la orden de extradición es solamente por desvío de recursos del DIF”.

Si es aprehendida permanecerá recluida en una cárcel de Inglaterra para ser enviada a un tribunal mexicano y permanecer presa en Veracruz debido a que la orden de aprehensión proviene de un juzgado estatal.

Martín Capistrán dijo que existen temas fundamentales que no pueden aplazarse por temporada electoral, como el mal manejo de recursos públicos.

 Laura Morales/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO