Opiniones y Comentarios

Julio Ricardo Blanchet Cruz

diariolibertad@nullgmail.com

 

En una sociedad corrompida hasta la médula -de tal suerte que donde aprietes un poco sale pus- y en consecuencia con una absoluta falta de credibilidad hacia sus instituciones…

Habiendo ya caído el Ejército en el sistema.  Lo que hace recordar las palabras de El Gran Duque Constantino Pávlovich Románov de Rusia (1779 – 1831) “Detesto las guerras, porque echan a perder a los Ejércitos”

 

Pues fue un gravísimo error haber sacado a los soldados a las calles para hacerla de policías.  Aunque solo fue consecuencia de haber declarado una guerra que nunca debió de haberse iniciado…

Solo nos quedaba el poder confiar en La Marina Armada de México.  Pero al unito que quedaba hasta que el día de ayer, se lo llevó la trompada y ahora no nos queda nada, nada, nada, nada, nada…

Toda vez que se dieron a conocer videos que dan fe de que los marinos mintieron oficialmente con relación a la detención de Juan José Farías, conocido como “El Abuelo”, haciendo que su detención fuera ilegal y en consecuencia el juez lo liberara de inmediato…

Por lo que regresó a los lares donde comenzó su carrera como integrante de las autodefensas de Tepalcatepec, y fue recibido por una multitud como un héroe; pues consideraron que los violentos disturbios que llevaron a cabo tras su aprehensión, influyeron en la decisión del Poder Judicial para no fincarle responsabilidades…

Lo extraño de todo esto, es que regresó a bordo de una camioneta Mercedes Benz sin placas -aunque lo mismo y traía permiso para circular- haciendo que hasta el más inocente se pregunte en dónde trabaja y que hace para poder darse el lujo de tener un vehículo así, que debe de ser muy caro…

Que es lo mismo que uno se preguntaba cuando veía a las autodefensas a bordo de camionetas lujosas, que en caravana circulaban con hombres fuertemente provistos con fusiles de asalto…

Que si ciertamente son armas que se pueden comprar en muchos lugares, no así de fácil se puede adquirir el parque, las municiones, y menos en tal cantidad como para andar disparando ráfagas al aire nada más por gusto…

Pero México es tan tartufo, que llegó un momento en que los Jefes de las autodefensas, entre ellos el Dr. José Manuel Mireles Valverde, fueron detenidos y sus agrupaciones diezmadas.  Mientras los delincuentes a los que combatían andaban libres por las calles…

Por eso siempre se ha insistido en que primero debemos vivir en un Estado de Derecho, es decir, instaurar una verdadera República, antes de entretenernos con una democracia que no existe por ningún lado…

El caso es que, regresando con el tema del unito que quedaba, después de lo de ayer, ya no podemos confiar ni en La Marina.  Y eso es grave, muy grave.  Pues la gente comienza a tomar la Justicia por propia mano; de ahí los linchamientos, lamentablemente cada vez más frecuentes.

Cambiando de tema…

 

Mientras las honorables encuestadoras y sus insignes representantes reconocen que han vivido del fraude, pues según las propias palabras del impresentable Roy Campos, flamante director de la estafadora “Mito-Sky”,sus instrumentos de medición “sirven para todo -hasta para hacer apuestas, dijo- menos para pronosticar resultados”…

Lo que quiere decir que todos estos años han estado engañando a los ciudadanos y cobrando por ello; pues siempre hicieron creer que casi anticipaban a los triunfadores;  influyendo en el ánimo de la gente con los resultados de sus “encuestas”…

La mañana de las elecciones en La Unión Americana, donde todos daban como triunfadora a Hillary Clinton,fue la gota que derramó el vaso de lo que ya sabíamos que sucedía: que las encuestadoras y los medios de comunicación se venden; y lo hacen como las y los sexo servidores, al mejor postor…

Como ahora lo estamos viendo claramente en nuestro México, donde las encuestas “subieron” de un plumazo a José Antonio Meade.  Que ya con ese empujón sobre pasó a Anaya en las preferencias electorales y va tras el tabasqueño…

Al que René Juárez Cisneros, distinguido  presidente nacional del PRI, quien sustituyó al simpatiquísimo taxi-teniente Enrique Ochoa Reza, pronosticó que el 10 de este mes, ya su candidato Meade rebasaría a Andrés Manuel…

Y si no dijo que ya estaban listas las encuestas; y que las primeras planas de los periódicos importantes ya estaban en formato listas para las rotativas y ser los primeros en publicarlo -cosas de los ratings- fue porque dios fue grande…

Pero todos entendimos su prudencia al callarlo.  Toda vez que haberlo dicho, y decir que ya estaba listo el fraude, era más o menos lo mismo.

De salida…

 

Dicen por ahí que pagar es corresponder; pero las declaraciones del futuro presidente yanqui, o sea, José Antonio K. Meade de que hay que responderle aTrump de la misma manera “para que vea que con México ¡no se juega!”…

Deja ver que el señor no sabe más allá de números.  Que solo dice lo que le escriben.  Y si al principio no se le escuchaba ni lo que decía, ni tampoco se le entendía, ahora ya se siente discípulo consentido de Demóstenes (384 – 322) solo que su oratoria es tan fingida, como un burro al que le pintaron rayas y lo quieren hacer pasar por una cebra.

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.