Poza Rica- 2018-05-0416:45:09- José Martín/   Para comenzar a pagar la deuda de 140 millones de pesos, el Gobierno del Estado audita las obras públicas que fueron reportadas como terminadas pero físicamente están inconclusas, y que además fueron hechas por las empresas fantasmas descubiertas durante la administración del gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa.

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) del norte de Veracruz, Salvador Reséndiz Ruíz, declaró que el gobierno estatal mantiene las investigaciones sobre las obras que fueron registradas como concluidas, pero que en realidad quedaron abandonas y sin terminar.

Las obras van desde construcción de caminos, carreteras, puentes, asfaltado, escuelas y revestimientos de los accesos carreteros, realizados durante el gobierno priista de Javier Duarte, hoy preso por desvíos de recursos públicos y delincuencia organizada.

El dirigente de los constructores pidió aplicar la ley a los responsables de las empresas fantasmas que fueron creadas durante la administración del ex gobernador priista, y que ahora pretenden cobrar pese a que no se realizaron.

Por ello, los constructores exigen que a aquellas compañías que comprueben que sí realizaron la obra se les pague, y a las empresas fantasmas no se les entregue nada de dinero, pero sí se les aplique la ley, desde una sanción administrativa o cárcel, según lo merezcan.

“Hubo muchas empresas que de la noche a la mañana desean tener experiencia o contratos, y hoy ese tipo de negocios vienen a manchar la imagen de quienes son serios, como en este caso nosotros… y el gobierno estatal está en la mejor disposición de pagarnos”, indicó el representante del CCE.