Dos minas de piedra en las comunidades El Tajo y Palmas de Abajo de Actopan fueron clausuradas por no contar con los permisos municipales, por los daños causados al medio ambiente y la población de esas localidades.

De acuerdo con el presidente municipal de Actopan, José Paulino Domínguez Sánchez, la roca que se extrae se lleva a los trabajos de ampliación portuaria de Veracruz, en un contrato que ronda los 600 millones de pesos, y que implica 8 millones de toneladas de roca.

Este lunes acudió acompañado de regidores y elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y de la Policía Municipal, así como un notario que dio fe de los hechos.

Argumentó que no cuentan con los permisos y autorizaciones de convenio para el uso y aprovechamiento de las vías públicas municipales, para el tránsito pesado de piedra sobre dichas vialidades y tampoco tienen licencia de construcción para la explotación de la mina de piedra.

Asimismo, agregó, carecen de anuencia u opinión del municipio así como las manifestaciones de impacto ambiental; anuencia municipal para el uso de explosivos y área de almacenamiento de los mismos.

“Esto se está llevando a cabo por la petición de los pobladores. De hecho a mí me han hecho comentarios los pobladores de Palmas da Abajo, de Tinajitas y de Mozomboa, tratándose de otra pedrera que sus casas están totalmente dañadas o cuarteadas. He pasado algunas de ellas al interior de ellas y están dañadas”, dijo.

Acusó que los mantos freáticos se han visto afectados puesto que ya no tienen agua en la zona por las explosiones que hace la empresa.

Aunado a ello, hay daños carreteros en 17 kilómetros por el paso de camiones cargados de piedra que en 3 millones 200 mil pesos por kilómetro.

La empresa operadora de esta mina de piedra se llama Constructora e Inmobiliaria Hersi SA de CV, y durante la clausura estuvo presente el apoderado legal Rafael Hernández López.

Xalapa- 2018-05-2114:10:38- Ariadna García/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO