En abril pasado, Leopoldo Domínguez, secretario de turismo del gobierno estatal, aseguró “lleno total”, el “100 % de ocupación hotelera” en destinos de playa y en las altas montañas en Semana Santa, entonces comentamos que esa expresión recordaba el lenguaje hiperbólico de la era fidelista pues aseguraba una derrama económica de “mil 100 millones de pesos” en todo el estado, de los cuales 305 correspondían a la zona conurbada: “Con estos resultados hemos logrado reposicionar a Veracruz en el mapa turístico consolidándolo como uno de los principales destinos de turistas a nivel nacional”. Sin embargo, el contraste con la realidad es evidente pues el Sistema Nacional de Información Estadística del Sector Turismo señala que en Semana Santa en la zona conurbada hubo 78 por ciento de ocupación hotelera, pero en Coatzacoalcos solo fue de 40.2 y en Xalapa 37.4 por ciento. DATATUR no aporta información de Orizaba-Córdoba ni de Tuxpan pero los hoteleros de esa región no mostraron el mismo optimismo del Secretario de Turismo en la entidad veracruzana.