Política al Día
Por Atticuss Licona

 

 

Los cuatro candidatos a gobernador en Veracruz tuvieron tiempo suficiente en las precampañas e intercampañas para pensar y diagnosticar al Estado.

Por tanto, no es fortuito que a la pregunta “¿Cuál es el mayor problema de Veracruz y cuáles son las acciones que llevaría a cabo para solucionarlo?”, a bote pronto los cuatro contestaron que “la inseguridad”.

Platiqué primero con Cuitláhuac García, quien a diferencia de hace dos años hoy muestra más tablas y un mejor discurso. García Jiménez se nota que hizo su tarea y me asegura que para atacar el principal problema de Veracruz, propone un Programa Integral con cuatro líneas de acción: a. Atención integral al campo, para impedir la migración a las ciudades; b. Atención a jóvenes; c. Profesionalización de las policías municipales y estatales; d. Un programa emergente de coordinación entre las fuerzas federales y estatales.

Las cuatro líneas de acción son plausibles y si acaso sólo la primera me resulta incómoda pues me recordó la película de Héctor Suárez en que cantaban “ya no vengan para acá”. Ojo, los flujos migratorios no son tan fáciles de revertir.

Después, platiqué con July Sheridan, quien me aseguró que los principales problemas de Veracruz son la educación, el empleo y la inseguridad. Me llamó la atención que de los cuatro sólo ella se haya ido a lo que muchos consideran el fondo de todos los problemas no solo de Veracruz sino de todo México, pues me aseguró que todo, absolutamente todo, se basa en la “educación”, por lo que durante su gobierno estaría impulsando y mejorando todo el sistema educativo y el aparato generador de valores para que como sociedad seamos más felices.

Finalmente, esa es la intención de todas las sociedades y los seres humanos, lograr la felicidad. La inseguridad, la falta de empleo, todo, tiene también sus raíces en la educación.

Después platiqué con Pepe Yunes, quien de una forma muy certera y acuciosa desmenuzó los problemas de Veracruz en dos tiempos: a. El de fondo que es la pobreza; b. El coyuntural que es la inseguridad. Ambos son problemas que enfrentan nuestro estado y que padecen millones de veracruzanos día con día. Los indicadores económicos así lo demuestran, que la pobreza es galopante y mientras ese problema no se resuelva, se seguirá presentando el coyuntural. La inseguridad, dijo, se debe atender con mayor tecnología y profesionalización, pero sobre todo se debe fortalecer el marco de derecho actual pues también es cierto que los delincuentes por un lado entran y por otro salen.

El clarificar así los problemas de Veracruz genera confianza pues es cierto que nada lograremos con los marcos jurídicos actuales.

Por último platiqué con Miguel Ángel Yunes Márquez, quien también definió la inseguridad como el mayor problema y me desmenuzó cuatro ejes puntuales para resolverlo, que son: a. Incrementar el presupuesto de Seguridad Pública en 1,000 millones de pesos anuales; b. Que el Ejército y la Marina permanecerán en Veracruz; c. Una nueva policía veracruzana con un mando único entre los municipales y estatales; d. Profesionalización de los cuerpos policiales.

Lo que propone, por ser tan puntual, es por demás destacable pues no cae en lo etéreo como otros candidatos.

En todos los diagnósticos y propuestas encontramos coincidencias y buenas ideas, ninguna se puede descartar a priori.

Gane quien gane no puede ni debe darle la espalda a las buenas artes y propuestas de sus contrincantes, por lo que generar un intrincado programa, con retazos de uno y retazos de otro, como lo hizo el doctor Frankenstein, podría ser una buena idea para encontrar la mejor solución.

@atticuss1910

@PoliticaalDia

atticusslicona@nullgmail.com