Aunque la inmensa mayoría de la gente es adicta a algo.  La adicción a los celulares solo es superada por la adicción a comer; y principalmente por la de engañar a los demás -o cuando menos intentarlo-…

Bien decía Francisco, VI Señor de La Roche (1613 – 1680) más conocido como La Rochefoucauld: “Los hombres no vivirían mucho tiempo en sociedad, si no se engañaran los unos a los otros”…

 

Ahora bien.  Si el 97 % de las personas que reciben un tratamiento en contra de las adicciones, recaen -entiéndase adicciones a las drogas- da a deducir que el sistema que utilizan para rehabilitarlos no funciona.  Los deplorables resultados hablan por sí solos…

A menos que quienes se encargan de “rehabilitarlos”, desconozcan otros tratamientos más efectivos -que los hay- o que, conociéndolos, no les convenga que se “curen”; ya que de ser así perderían a un cliente casi de por vida.  Todo puede ser.  Pero la realidad es que, por una o por otra causa, pero el sistema no funciona…

Como tampoco funciona el sistema educativo, con todo y su Reforma.  Si el 80 % de las personas que estudian una carrera, no la ejercen por dedicarse a otra cosa, quiere decir que no escogieron bien a lo que querían dedicarse toda la vida…

Lo que lleva implícito que los maestros que tuvieron durante tantos años, no los orientaron bien; o no supieron como hacerlo.  Tal Vez porque la mayoría son maestros por las circunstancias que se presentaron…

En otras palabras, son maestros de profesión, pero pocos lo son de vocación.  Pues finalmente la inmensa mayoría de los maestros que les dieron clases desde la primaria hasta convertirse en profesionistas, tampoco estaban ahí por gusto, es decir, no escogieron la docencia como meta, sino como modus vivendi…

Y prueba de ello, es que de cuando menos tres o cuatro decenas de maestros que tuvieron, solo se recuerdan los nombres de unos cuantos a los que se les guarda aprecio y respeto.  De los demás, nada…

El combate a las drogas es un claro ejemplo de que el sistema que utilizan para combatirlas, es un rotundo fracaso.  A tal grado que muere más gente por combatir a las drogas, que por consumirlas; y ya no se diga nada de lo que se gasta en dinero…

Lo que sí ya es de escándalo, es que muere más gente por las drogas legales, las que recetan los médicos, que por las que son consideradas ilegales.  Es kafkiano, sí; pero son instrucciones de Washington y tienen que obedecerlas los gobiernos libres y soberanos como el nuestro…

Asimismo sucede hoy en día también en el Sector Salud.  Si la mayoría de los ciudadanos están enfermos de algo, es porque los médicos no han hecho bien su tarea.  Si la hubieran hecho, la gente no moriría a edades tempranas de padecimientos como la diabetes…

Causante además de otras dolencias y enfermedades como la insuficiencia renal, que año con año cobra miles de vidas.  Solo el año pasado fallecieron más de 13 000 personas por esa causa.  Lo que quier decir, vuelvo a repetirlo, que el sistema de salud es inadecuado.  No funciona…

Y no podemos soslayar el sistema electoral, disque democrático y republicano, que lo único que ha hecho es dividir a los mexicanos.  Que si ya de por sí son fanáticos de todo lo que les aleje de su triste realidad, son capaces de enemistarse con los demás por preferencias deportivas; cuanti más por diferencias políticas…

Cuando, si no es sabido por todos, cuando menos es sospechado por la mayoría que espera que el 1° de julio se lleve a cabo otro fraude más que lleve a la presidencia al candidato de La Casa Blanca…

Pero si no pueden llevarlo a cabo con el alquiler de credenciales del INE, harán que el esposo de Melania monte en cólera y lo mismo y desconoce las “elecciones”, como hizo con Venezuela, a la que se prepara a invadir para imponer la “democracia” y derrocar a la dictadura…

Y tan es así, que las bases militares que mantiene EE.UU. en Colombia, vecina de Venezuela en miles de Kms., no son suficientes.  Por lo que su todavía Presidente, Juan Manuel Santos, anunció que la semana entrante su País formará parte de la OTAN…

Por lo que a la Organización del Tratado del Atlántico Norte, habrá que agregarle una S de Sur.  Dejando ver claramente que el sistema de política internacional yanqui, en manos de un patán, la diplomacia ha caído a la altura del Mandatario.

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida