Xalapa- 2018-05-3115:29:26- La oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos está “preocupada” por el incumplimiento del congreso local para acatar las recomendaciones de la alerta de género por Agravio Comparado en el estado de Veracruz por implicar una violación a los derechos de las mujeres.

“La Oficina está preocupada por el incumplimiento de las recomendaciones emitidas en el marco de la declaratoria de la alerta por agravio comparado y consideramos que es importante que se adopten todas las medidas de carácter legislativo para modificar o derogar leyes que puedan constituir discriminación contra la mujer”, dijo la colaboradora de la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Marycarmen Color Vargas.

Y es que apuntó que al menos en tres ocasiones se ha solicitado al Poder Legislativo en la entidad que reforme los artículos 149, 150 y 154 del Código Penal en materia de interrupción legal del embarazo, pero no se ha obtenido respuesta.

Explicó que esa solicitud está basada en los estándares en materia de derechos humanos en los cuales México se ha comprometido a través de la firma y ratificación de varios tratados internacionales.

Durante el foro “Situación de las Mujeres y sus Derechos Reproductivos en Veracruz a La Luz de la Alerta por Agravio Comparado”, sostuvo que el derecho a la salud pública implica libertades y derechos incluidos el derecho a controlar la salud y el cuerpo con inclusión de la libertad sexual y reproductiva.

“Está también lo dicho en la recomendación general número 24 del comité Cedaw (Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer) en el cual se habla de que la negativa de un estado a prever la prestación de determinados servicios de salud reproductiva a las mujeres en condiciones legales, resulta discriminatorio”, señaló.

Asimismo que la obligación de respetar los derechos exige que los estados parte, se abstengan de imponer trabas a las medidas adoptadas por las mujeres para conseguir sus objetivos en materia de salud.

“También el relator especial sobre salud física y mental ha establecido que las restricciones jurídicas que impiden el aborto tienen un impacto negativo en la salud física y mental de las mujeres y que pueda aumentar la probabilidad de que recurran a abortos clandestinos”, añadió.

Subrayó que los expertos independientes de las Naciones Unidas han señalado la importancia de que los estados presten servicios de salud adecuados para abortos seguros a fin de evitar que acudan a practicarse abortos inseguros.

Ariadna García/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO