Opiniones y Comentarios

Julio Ricardo Blanchet Cruz

diariolibertad@nullgmail.com

Como era de esperarse, la Justicia federal rechazó la demanda por daño moral que Nestora Salgado presentó en contra del candidato de la alianza “Todos por -lo que queda de- México” José Antonio Meade -aunque en vez de alianza, contubernio tal vez sería un calificativo más propio-…

Pues sabedor de que la Justicia a modo que se maneja desde Los Pinos lo protegería no aceptando la demanda en su contra, como finalmente sucedió.  Independientemente de que en la CDMX no existe el delito de difamación…

Pues seguramente con un proceso atrás las cosas empeorarían y harían más difícil el planeado fraude del que ya todos hablan:  Pero lo cierto es que no solamente llamó a Nestora, como secuestradora, sino que la sigue calificando como delincuente.  Y no pasa nada…

Si ya de por sí ni con acarreados logra llenar los espacios donde se presenta -que es lo mismo que le sucede a Anaya- solo hay que ver que las cámaras solo los enfocan a ellos y a unos cuantos más; mientras el tabasqueño sus mítines los hace preferentemente a cielos abiertos…

El caso es que el honorabilísimo René Juárez Cisneros, el ínclito presidente del PRI a nivel Nacional, habló de más; pues el asegurar que para el 10 de junio su candidato habrá rebasado a Anaya y ocupará el segundo lugar atrás de AMLO, dejó claro que ellos manejan las encuestas que manipulan a la gente; y que ya tienen previsto el fraude del que todos hablan…

Pero si de un plumazo ponen a Meade atracito de Andrés Manuel, para luego rebasarlo,  difícilmente la gente se los creería.  Aunque a fuerza de ser sinceros, nadie se los va a creer…

Y no solo por el bien ganado descrédito hacia todo lo que es oficialista; sino porque no se puede tapar el Sol con un dedo y la realidad es a ojos vistas.  Meade no prende; y menos con el tonito bravucón que ha adoptado dentro de sus demagógicos discursos en los que repite una y otra y otra vez lo mismo.  Todo en contra de López Obrador, y no muy distinto al panista…

El no voten por AMLO, según el nuevo spot que acaban de lanzar los opositores al tabasqueño, les puede salir contraproducente.  La película de Los pecados del Padre Amaro, que tan enfáticamente los curas les pidieron a sus feligreses que no vieran, resultó ser un incentivo…

Lo cierto, afortunadamente, es que cada vez falta menos para saber en qué acaba este vergonzoso y carísimo show al que pomposamente llaman democracia; pero a la vez, en este mismo corto tiempo, seguiremos viendo las triquiñuelas y bajezas de las que son capaces los que han hecho de la política un vicio.

Cambiando de tema…

Ahora que la Coca Cola, al frente de los muchos empresarios a los que la embotelladora sostiene -y otros más como Herdez y Vasconia- han hecho un llamado a sus empleados a no votar por López Obrador…

Sirve de pauta para regresarles el balón a su cancha, y pedirles a los seguidores de AMLO no tomen Coca-Cola; ni ninguno de los productos chatarra, cuando menos hasta el día de las elecciones…

Y aunque algunos dicen que se ocasionaría un despido masivo de empleados.  Poniendo en la balanza por un lado el despido de miles de trabajadores, pues el dejar de comprar esos productos haría un daño económico de miles de millones de pesos diarios, lo que no podrían sostener los oligarcas.  Por el otro lado de la balanza está la salud de todo un Pueblo al que han enfermado con sus productos…

 Y la mayor de las riquezas que puede tener un individuo o un Estado, es la salud de sus ciudadanos.  Pues un pueblo enfermo, como lo es nuestro México, no tiene futuro; lo desgobierne quien lo desgobierne…

 Lo que hace recordar a Cayo Julio Fedro (15 antes de esta Era – 70) el fabulista latino: “En un cambio de gobierno, el pobre rara vez cambia otra cosa que el nombre del amo”.

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.