Hasta abril de 2018, el Observatorio Universitario de Violencias contra las Mujeres reporta 84 desapariciones de mujeres en la entidad; 40 de ellas; es decir casi el 50 por ciento, son menores de edad.

Durante el monitoreo que realizan de 35 medios de comunicación así como de páginas oficiales de instancias gubernamentales, ubicaron que 19 de éstas ocurrieron en la zona norte, 34 en la zona centro y 31 en la región sur.

Entre los municipios con más casos de desaparición están Minatitlán, Papantla, Córdoba, Acayucan, Coatzacoalcos, Poza Rica, Xalapa, Río Blanco, Veracruz, Orizaba y Tuxpan.

Un total de 40 de esas mujeres son menores de edad, 30 en edad adulta y el resto no se especifica.

Cabe resaltar que de ese total, el 75 por ciento que representa 63 casos, hasta el mes de abril seguían como no localizadas y el 25 por ciento que representan 21 casos como localizadas.

Asimismo según el trabajo realizado por el observatorio, se han cometido 35 feminicidios en el mismo lapso de tiempo. Siete en la zona norte, 16 en la zona centro y 13 en el sur de la entidad.

El municipio con más casos de feminicidio es Coatzacoalcos con 4 en los primeros en los primeros tres meses del año, seguido por Córdoba, Río Blanco, Poza Rica, Isla y Veracruz.

Veinte de esas mujeres serían adultas; cinco menores de edad; cuatro adultos mayores y el resto no se especifica.

Además en el tipo de localización de las víctimas, 26 sería en el espacio público y nueve en espacio privado.

En el mismo monitoreo del observatorio se detalla que la causa de la muerte, en 7 casos sería por arma blanca, en 8 por arma de fuego, en tres por asfixia, tres por golpes, una por atropellamiento, por decapitación, estrangulamiento, quemaduras y el resto no se especifica.

PROYECTO

La propuesta del OUVMujeres, explican, nace ante la necesidad de hacer un análisis detallado de las violencias hacia aquellas que habitan la entidad veracruzana: homicidios de mujeres, feminicidios, desaparición femenina forzada y agresiones contra mujeres.

Y es que plantean que si bien es cierto que la inseguridad en la entidad se ha incrementado de manera alarmante para la población en general, se debe reconocer que los cuerpos femeninos constituyen un termómetro que documenta la virulencia, saña e impunidad de los crímenes.

“Simultáneamente, arroja información sobre el fortalecimiento y sofisticación de una dominación masculina añeja que se reinventa y fortalece para contrarrestar los avances en materia de derechos humanos de las mujeres”, agregó.

Xalapa- 2018-05-2312:52:31- Ariadna García/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO