Independientemente que los llamados debates supuestamente sirven para que los electores conozcan la capacidad para desempeñar el cargo para el que compiten los participantes, así como también sus conocimientos sobre la importante actividad, en el caso que nos ocupa, gobernar una entidad federativa de este país. También sirven de alguna forma para conocer la personalidad de los aspirantes.

    En el pasado evento de este tipo llevado a cabo por el Organismo Público Electoral (OPLE) del Estado de Veracruz, entre los contendientes a la gubernatura del Estado, Cuitláhuac García Jiménez (MORENA, PT y PES); Miguel Ángel Yunes Márquez (PAN, PRD y MC) y José Francisco Yunes Zorrilla (PRI y PVEM), en cuanto a quien ganó, las opiniones por lógica dan como triunfador al candidato de cada quién, lo que es totalmente irreal, pues quien califica solamente esta situación con realismo es el electorado y no las encuestas hechas a modo y mucho menos los militantes de cada partido político.

    Pero en la presente no es de nuestro interés dar una calificación como reportero de quién obtuvo el primero, segundo y tercer lugar. No, nuestro interés es hacer un análisis de algo que podemos hacer porque conocemos a los tres candidatos. Algo que también se puede apreciar de cierta forma en los llamados debates, su carácter, su forma de ser.

Algo a lo que casi nadie le pone atención y le da importancia y que realmente la tiene, posiblemente en la misma medida que sus conocimientos sobre la materia de gobernar.

    Seguramente estimado lector pensará que en los pocos minutos que tienen para exponer sus temas no es posible conocer su personalidad, en lo que tiene razón. Pero su servidor no solamente los ha visto en el evento señalado, los he entrevistado varias veces y también han participado en mí noticiario SIGLO XXI, el cuan dirijo y conduzco desde hace 24 años y actualmente se transmite por la radiodifusora MAGIA 93.7 FM, los viernes de las 21 horas a las 21:45, en el cual estoy acompañado de los prestigiados licenciados y comunicadores, Silvio Lagos Martínez y Alfredo Bielma Villanueva.

    Esa es una de las razones por las que me atrevo a hacer la sugerencia de ver las formas de ser de cada uno de los importantes personajes. A José Francisco Yunes Zorrilla, es al que tengo más años de conocer y llevar a cabo algunas actividades de su carrera política, la que inició formalmente en el mes de abril del año de 1997, como legislador suplente por el IX Distrito Federal Electoral con cabecera en Perote, Ver. Después fue alcalde de ese distrito, legislador local, federal. Dirigente de su partido el PRI en este Estado y Senador de la República. Durante esos cargos lo he entrevistado en varias ocasiones tanto para medios impresos como en mí noticiario, lo que me ha permitido de alguna forma darme cuenta de su forma de ser. Todo un caballero, con todas las personas sin importar su condición política o económica. Su carácter es duro, más no explosivo, pero sabe escuchar y cuando puede resolver en el momento lo hace. No deja las cosas para después, lo que es parte de su formación universitaria, tanto aquí en México (ITAM), como en el extranjero. La formación familiar en él es muy importante.

    En cuanto a Miguel Ángel Yunes Márquez, lo conocí hace aproximadamente uno diez o doce años, cuando fue legislador local por el Partido Acción Nacional. Gobernaba el estado en nefasto Fidel Herrera Beltrán y la convivencia que tuvimos fue de aproximadamente un año y medio, tiempo en que como diputado local de Acción Nacional participó en mí noticiario SIGLO XXI, cada semana con un comentario. En cuanto a su forma de ser puedo decir que nunca faltó a su compromiso con nosotros. Político joven, serio, diría que demasiado serio. Y además su comentario siempre estaba muy bien estructurado, no era improvisado, siempre estaba documentado y además bastante crítico, pero con razón, no una crítica sin fundamento. Puedo decir que es muy duro y como se dice “de mecha corta”, pero siempre dentro de toda la crítica que hacía, había caballerosidad. En cuanto a sus estudios tengo conocimiento que los hizo a nivel de licenciatura en el área de administración, pero en los Estados Unidos de Norteamérica.

    Y por lo que corresponde al maestro    – por su nivel universitario-     Cuitláhuac García Jiménez, es al que menos tiempo de conocer, por ser el que menos tiempo tienen en la actividad política. Pero desde la primera vez que lo entreviste su sencillez se notó, así como su capacidad intelectual. Su carácter hasta donde lo he podido apreciar no es explosivo del todo, pero no se deja. Al ser catedrático universitario su conducta es transparente como lo demuestra su permanencia en la actividad.

    Espero que estos tips sirvan para que nuestros lectores tengan un panorama más cerca del carácter de estos tres personajes que pretenden gobernarnos. Usted que OPINA estimado lecto.

noti-sigloxxi@nullhotmail.com