El presidente del PRI, Enrique Ochoa Reza, en cuanta oportunidad se le presenta insiste en que José Antonio Meade ganará la presidencia con más del 40 por ciento de los votos, lo reitera una y otra vez, lo cual pudiera significar solo dos expectativas: que implementarán una estrategia genial en la campaña para obtener el triunfo o simplemente está blofeando, lo cual en política es lugar común. Lo fue a repetir e Morelos asegurando que el candidato del PRI al gobierno de ese Estado ganará la elección al puntero Cuauhtémoc Blanco, a pesar de estar ubicado entre los candidatos más rezagados. Sin embargo, pudiera suceder que el gobernador Graco Ramírez al ver que su candidato no levanta decida unificar fuerzas con el PRI y de esa manera competir con posibilidades de éxito.