La pérdida por el atentado al tren en Veracruz asciende a por lo menos 7.5 millones de dólares, afirmó la directora de Relaciones Gubernamentales de Ferrosur, Lourdes Aranda.

Asimismo, subrayó que no hay ninguna duda de que el descarrilamiento que ocurrió el sábado haya sido un sabotaje, tema del que no tiene ánimo de discutir con el gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, quien descalificó esa postura de la empresa estatal.

La empresa Ferromex informó en un comunicado que se trató de un sabotaje de parte de los delincuentes el choque de 39 vagones en el patio ferroviario de Río Blanco.

En entrevista con Ciro Gómez Leyva, en Radio Fórmula, Lourdes Aranda dijo que mañana, miércoles, reabren la operación de la ruta afectada y que no han tomado la decisión de dejar de operar en la frontera entre Puebla y Veracruz.

“Desde la semana pasada se cometieron actos de sabotaje, levantaron las vías para que el tren se descarrilara”, sostuvo la funcionaria, quien dijo que la preocupación es que corren por esa ruta sustancias tóxicas y peligrosas.

Ciudad de México- 2018-05-2216:04:40- Imagen del Golfo/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO