En Veracruz la sincronía de las elecciones de presidente y gobernador ha despertado un debate adicional, se trata del subtema  relativo a si la ciudadanía votará de manera diversa, es decir el llamado “voto cruzado”, o decidirá en simultáneo para presidente y gobernador, en cuyo caso aparentemente el beneficiado sería Cuitláhuac García a quien acompaña el arrastre de López Obrador; sin embargo no va solo porque enfrenta fuerte competencia del PRI y del PAN. En casos anteriores no se había vivido esta experiencia porque la elección de gobernador no coincidía con la del presidente de la república, como es ahora gracias a la reforma constitucional inducida por Duarte de Ochoa reduciendo a dos años un periodo para homologar las fechas electorales. El resultado electoral revelará el grado de madurez cívico y político de la ciudadanía veracruzana.