Xalapa- 2018-05-0415:04:53- Jesús Ruiz/ Automovilistas accidentados aseguraron que personal de la empresa Grúas Díaz aprovechan los percances para robar pertenencias de los conductores.

Al respecto, un automovilista acusó que tras sufrir un accidente en la carretera Xalapa-Coatepec también fue hurtado, robo que habría sido perpetrado por personal de la empresa “Grúas Díaz”.

Narró que la madrugada del pasado 28 de abril se accidentó en dicha vía y el vehículo quedó registrado como pérdida total.

Afectado tras el choque, refirió que se pidió el servicio de arrastre a la empresa para llevarse la unidad al corralón, ubicado en la avenida México de la colonia Revolución.

“Ese día del accidente alcancé a sacar únicamente las pertenencias que llevaba dentro del carro, pues la cajuela, donde llevaba mi cámara fotográfica Nikon, un lente EF 75-300mm y uno EF-S 18-55mm III, mi maleta y un equipo de bocinas, se había atorado por el impacto.

“El encargado de la grúa, del cual desconozco su nombre, me dio a firmar el inventario, el cual firmé confiando en que su trabajo era honesto y responsable pues contaba con que la cajuela no la iban a poder abrir. Sin embargo, el miércoles acudí a retirar mis pertenencias y fue donde me percaté que me faltaban los dos lentes de la cámara fotográfica, además de ropa que tenía guardada en mi maleta de equipaje”, declaró.

Pidiendo anonimato, el afectado refirió que posteriormente se dirigió a las oficinas de la empresa, ubicadas en la avenida Xalapa 306 para señalar el hecho, siendo atendido por personal del área jurídica.

“Al explicarle lo sucedido, una señorita me solicitó salir de su oficina para hablar vía telefónica con el operador de la grúa. Posteriormente me volvió a llamar y se aferró a la versión de su empleado, asegurando que él no había tomado nada del vehículo”.

Refirió que la trabajadora en todo momento se limitó a decir que ya había firmado el inventario y no podía hacer más.

“Sin embargo, le hice ver la contradicción del operador, toda vez que en el inventario en la sección de ‘cajuela posterior’ el día del accidente él únicamente anotó ‘llanta de refacción, gato original y llave de tuercas’, sin siquiera haber abierto la cajuela porque ésta estaba atorada”.

En su opinión dicha acción fue intencional, sabiendo que al llegar al corralón el trabajador podría extraer sus pertenencias, consistentes en una maleta, una cámara, lentes y bocinas.

“La trabajadora me pidió mi nombre completo y número telefónico para comunicarse conmigo después y se lo di. Pero cuando yo le solicité el nombre de la persona responsable de la grúa alegó no conocer el nombre completo de su propio empleado.

“Es lamentable que el personal de esta empresa se aproveche de una tragedia como un accidente automovilístico para robarle a la víctima, pensando que por la gravedad del accidente el conductor no recordará las pertenencias que traía en su carro. Y es peor que una empresa con tantos años de experiencia defienda y sea cómplice de estas cobardías”, planteó el afectado.