En declaraciones a la prensa la señora Octavia Ortega, quien es candidata del PVEM a diputada local por Pánuco y fue integrante de la anterior legislatura local de muy malos recuerdos, se siente amenazada porque una mano y parte de un brazo fueron lanzadas hacia su domicilio para atemorizarla, sospecha de sus contrincantes políticos a quienes no mencionó por sus nombres, aunque es de inferirse se refiere a los postulados por el PAN en ese distrito a la diputación federal y local: los hermanos Ricardo y Rodrigo García Escalante. Esa es la tercia de candidatos que demandan el voto de la ciudadanía de aquel Distrito norteño y, como es fácil de advertir, el elector no tiene opciones de mejorar porque voten por quien lo hagan nada bueno garantizan.