La noche del sábado fue asesinado Gerardo Mendoza Chávez, presunto narcotraficante y asesino del ex gobernador de Colima, en el interior del Reclusorio Preventivo de Puente Grande, Jalisco.

Mendoza era buscado bajo la acusación de la autoría intelectual del asesinato del ex gobernador de Colima, Silverio Cavazos Ceballos, había sido detenido el pasado miércoles 9 en un rancho del municipio de Ixtlahuacán, Colima.

El asesinato de Mendoza impide definitivamente que se aclare el motivo ulterior detrás del ex alcalde Silverio Cavazos. Según fuentes extraoficiales, Gerardo Mendoza fue asesinado alrededor de las 10 de la noche por un preso que lo golpeó en la cabeza en repetidas ocasiones con un tronco de madera.