El presidente de Estados Unidos de América, Donald Trump, anunció  este martes la suspensión del tratado nuclear que su país firmó con Irán en 2015, durante la administración de Barack Obama.

“Voy a firmar un memorándum para reinstalar sanciones nucleares sobre el régimen iraní. Estados Unidos no será sometida a chantaje nuclear. No permitiremos que las ciudades americanas sean amenazadas con la destrucción”, afirmó el magnate inmobiliario.

El pacto establecía restricciones a Iran para generar armas nucleares a cambio de levantar candados comerciales impuestos por los norteamericanos, además, le permitía a China, Rusia y EUA, mantener inspectores nuceares dentro del territorio iraní. El mandatario republicano siempre se opuso al acuerdo, al considerar que Estados Unidos “no recibe nada” a cambio del acuerdo, y propuso suspenderlo en su campaña electoral.

En su discurso previo a la firma de la orden ejecutiva para abandonar el Pacto antinuclear, Donald Trump fustigó:

“El Pacto de Irán es defectuoso de origen. Si no hacemos nada, sabemos lo que pasará. En poco tiempo, el principal soporte del terror estará en la libertado total de adquirir  las armas más peligrosas del mundo….”

 

Por su parte, el presidente de Irán, Hasan Rohani, aseguró que su país continuará “comprometido” con el acuerdo nuclear multinacional si se mantienen los convenios de cooperación con los demás miembros del tratado.

“Si alcanzamos los objetivos del acuerdo en cooperación con los otros miembros, el tratado se mantendrá vigente […] Estados Unidos no cumple con sus compromisos ante un tratado internacional”, se quejó el mandatario iraní.

El mandatario iraní anunció también que ordenó a las autoridades atómicas de su país que se preparen para comenzar el enriquecimiento de uranio a niveles industriales, acciones que el pacto contenía, lo que podría efectuarse si fracasan las negociaciones con los demás miembros (Rusia, China, Reino Unido, Francia y Alemania) para mantener el tratado.

“Esperaremos unas semanas antes de tomar esta medida y negociaremos con nuestros amigos y aliados y con las partes que firmaron el acuerdo. Todo dependerá de nuestros intereses nacionales”, afirmó en una conferencia televisada.