El presidente de EE.UU. Donald Trump se  reunió este lunes con funcionarios del Departamento de Justicia e Inteligencia para discutir su orden de investigar si la administración de Obama se infiltró y espió a su e wapo de campaña previo a las elecciones.

El viernes, Trump sugirió que el FBI puede haber plantado o reclutado un informante en su campaña. El mandatario citó reportes no identificados de que al menos un representante del FBI fue “plantado” allí.

El domingo, en una retahíla de Twitter el presidente dijo que pediría al Departamento de Justicia que investigue si su campaña presidencial de 2016 fue infiltrada o vigilada.

“Demando aquí­, y lo haré oficialmente mañana, que el Departamento de Justicia investigue si el FBI/DOJ infiltraron o vigilaron la Campaña de Trump por Motivos Políticos o no- ¡Y si cualquiera de esas demandas o peticiones fueron hechas por personas del gobierno de Obama!”, escribió Trump.

​El presidente lanzó un torrente de quejas el domingo sobre la investigación de un año para averiguar si su campaña de 2016 coludió con Rusia y si obstruyó la justicia al tratar de frustrar la investigación.

“Las cosas se están poniendo realmente ridículas”, se quejó en uno de seis comentarios de Twitter, preguntando en qué momento terminará la investigación, calificándola de la “próxima caza de brujas de $ 20,000,000”.

Trump afirmó que los investigadores “no encontraron colusión con Rusia, ni obstrucción, pero no están mirando la corrupción” en la campaña de su rival demócrata hace dos años, Hillary Clinton.

Agregó que la investigación del asesor especial Robert Mueller “ha renunciado a Rusia y está mirando al resto del mundo” y sus conexiones con la campaña de Trump.

Trump dijo que Mueller, quien fue autorizado para investigar asuntos relacionados que descubrió mientras investigaba la intromisión de Rusia en las elecciones para ayudar a Trump a ganar, “debería ser capaz” de extender las investigaciones a las elecciones legislativas de noviembre donde él y su equipo “pueden lastimar al Partido Republicano”.

La investigación de Mueller  ha procesado a numerosas personas y entidades rusas por su interferencia en las elecciones estadounidenses mediante la creación de historias falsas que comentan asuntos polémicos de Estados Unidos y sentencias de culpabilidad a tres socios de la campaña Trump que ahora cooperan con los fiscales en la investigación en curso.

“Si el FBI o el Departamento de Justicia se estaba infiltrando en una campaña en beneficio de otra campaña, eso es realmente un gran problema”, dijo Trump.

Horas después de los tuits presidenciales una vocera del Departamento de Justicia dijo que la agencia ha solicitado a su inspector general que amplíe una investigación del proceso para solicitar órdenes de vigilancia a fin de incluir una determinación de si hubo irregularidad o motivación política en la manera como el FBI realizó la investigación.

La agencia de espionaje estaba investigando los posibles vínculos de la campaña Trump con Moscú, antes de que el fiscal especial Robert Mueller fuera nombrado para dirigir la investigación hace un año.

Si alguien infiltró o vigiló a participantes en una campaña presidencial con propósitos inadecuados, necesitamos saber sobre ello y tomar acciones adecuadas”, indicó el vicefiscal Rosenstein en un comunicado el domingo por la noche.